martes, marzo 2, 2021

18 de febrero Día Internacional del Síndrome de Asperger

Desde el 2007 se conmemora esta fecha en todo el mundo de manera coincidente con el aniversario del nacimiento de Hans Asperger; psiquiatra austriaco que describió por primera vez el síndrome.

En la actualidad, se identifica como «trastorno del espectro del autismo (TEA) sin discapacidad intelectual asociada».

Los estudios del Dr. Asperger fueron publicados en 1943, sin mayor alcance en el campo científico de la época. En la década de los 90 se abre paso a sus notas y descripciones; donde su investigación cobra valor entre los estudiosos del autismo y enfermedades neurológicas en general.

¿Qué es el Síndrome de Asperger?

Se define como un conjunto de alteraciones sociales, donde a la persona se le hace difícil encajar y entender las formalidades de la sociedad y por ello genera conductas poco adaptativas y problemas para desenvolverse o relacionarse en presencia de otras personas. Su personalidad suele verse un tanto extraña para los demás. Los niños con este síndrome presentan dificultades para interactuar, comunicarse de forma verbal y no verbal y a través de conductas rígidas.

Este trastorno no es una limitante, estas personas suelen incrementar el nivel de sus habilidades relacionadas a la memoria; como en las matemáticas, las ciencias y las artes. Es por ello que, muchos famosos con Asperger son tan exitosos en sus carreras.

No se conocen con exactitud las causas de los trastornos del espectro autistas aunque sí hay sospechas de razones genéticas/hereditarias como el síndrome de Rett y el síndrome del cromosoma X frágil. Suelen diagnosticarse entre los cuatro y once años de edad.

Los síntomas cambian con la edad

con respecto a los síntomas que se presentan ante este síndrome son diferentes porque cambian con la edad. Un ejemplo de ellos, es que en la infancia desarrollan gran habilidad memorística. Mientras que en la adolescencia presentan falta de interés o deseo de interactuar con jóvenes de su edad, aunque puede haber mejor dominio de las normas sociales básicas. Y en el caso de los adultos pueden presentar problemas para tener amigos o relaciones de pareja.

Se caracterizan por presentar momentos de ansiedad, estrés y/o depresión y por ser perfeccionistas al momento de hacer cualquier tarea, tanto en lo personal como profesional.

No hay prevención ante el TEA pero hay opciones de tratamiento y, aunque la intervención de especialistas es útil a cualquier edad, el diagnóstico e intervención temprana pueden ayudar a mejorar el desarrollo del lenguaje, las habilidades y la conducta.

Visita nuestra sección Comunidad.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,385FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,950SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM