miércoles, abril 14, 2021

45° aniversario de la Virgen de Betania

Ocurrió en el estado Miranda, entre Cúa y San Casimiro, el 25 de marzo de 1984, en un lugar conocido hoy como Santuario Mariano Diocesano María, Reconciliadora de los Pueblos o Santuario de Betania.

Hoy 25 de marzo se cumplen 45 años de la primera aparición de la Virgen Reconciliadora de los Pueblos, motivo por el cual se transmitirá un programa especial a través del canal de Youtube de la Fundación Betania, y en el Instagram del Santuario de Betania y de la Fundación Betania (@santuariodebetania – @fundacionbetania).

Dicho evento contará con la participación del párroco de Nuestra Señora del Rosario y arcipreste de La California, el padre Enrique Yanes; el rector del Santuario de Betania, el padre Jhonfer Camacho; el párroco de San Diego de Alcalá, Ocumare del Tuy, el padre Gregory Oviedo; el párroco de Nuestra Señora Macarena de Los Teques, el padre Adán Vargas; la Sra. María Gracia Bianchini de Gebran, hija de la sierva de Dios María Esperanza; miembros de la Fundación Betania y de la Coral Betania, dirigida por la profesora María Auxiliadora Bianchini de León.

Primer encuentro con la sierva de Dios

La sierva de Dios María Esperanza Medrano de Bianchini fue la primera persona que tuvo contacto con la Virgen el 25 de marzo de 1976. La Madre de Dios ya le había descrito el lugar, ubicado en el centro norte del país, que se convertiría en un templo y eje de peregrinación para Venezuela y el mundo, donde ella derramaría sus gracias, sanando los cuerpos y las almas de todos sus hijos.

Ocho años más tarde, el 25 de marzo de 1984, a las 3:00 de la tarde, un grupo de 150 personas se concentraban en el Santuario de la Virgen de Betania, donde asistían para la celebración eucarística, cuando varios niños comenzaron a gritar que la Virgen estaba en la gruta. Todos corrieron desde la casa de la hacienda donde estaban reunidos y vieron, clara y nítidamente, a la Santísima Virgen aparecer y desaparecer 7 veces, y la última quedando a la vista de todos por media hora. El obispo de la diócesis del lugar, para entonces el Excmo. Mons. Pío Bello Ricardo, investigó durante 3 años las apariciones para decretar posteriormente en una Carta Pastoral que eran auténticas, sobrenaturales y de origen divino.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,491FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,270SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM