lunes, enero 25, 2021

Docentes: No tenemos hoy nada qué celebrar

Luis A. Vargas

Las Federaciones Nacionales del Magisterio manifestaron que lo maestros no tienen “nada que celebrar, pero si mucho porque luchar”, a propósito de celebrarse este martes su día. En rueda de prensa, anunciaron que el jueves suspenderán sus labores de 24 horas , lo que implica que no habrá clases en la educación oficial.

Detallaron que enfrentan la peor crisis de toda la historia del Magisterio, caracterizada fundamentalmente por un deterioro “acelerado y progresivo” de la calidad de vida y la perdida de las condiciones laborales, según aseguraron.

“Esta acción de protesta se va a profundizar de manera escalonada hasta tanto se restituyan la garantías constitucionales para el ejercicio de la profesión docente, condiciones que no están dadas” detalló Ángel Marín, presidente de la Federación de Educadores de Venezuela. Explicó que tendrá una duración de una jornada laboral completa, mañana, tarde y noche, en todos los niveles y modalidades del subsistema de Educación Básica”, luego de invocar los artículos 91 y 104 de la Constitución y declarar el jueves 17 día de la dignidad magisterial.

Denunciaron que el “Plan de Recuperación, crecimiento y prosperidad económica” implementado en agosto del año pasado, desconoce el tabulador de salario básico docente establecido en la segundo convención colectiva. El plan disminuyó el poder adquisitivo de los maestros, señalaró. “El docente I bajó de 8,49 a 1,38 y el docente VI de 12,57 a 1,48”, comentó Marín.

“La situación del maestro se ha complicado dado que Onapre impuso un tabulador salarial unilateralmente, donde todas las reivindicaciones conquistadas en los contratos colectivos se vienen abajo en un 90%. El salario del docente venezolano está muy por debajo de lo que cuesta una canasta básica familiar. El salario promedio del docente es de 6.000 bolívares y la canasta está en 500.000 bolívares soberanos. El ejercicio se hace difícil. Reclamamos la rectificación de esta política que afecta al sector educativo”, declaró Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros.

Informó que el sábado pasado se reunieron con autoridades del Ministerio de Educación en el despacho, y se resolvió instalar una mesa de trabajo con Ipasme para buscarle solución al problema de la seguridad social de los afiliados, así como otros aspectos colaterales.

Mencionaron como factores de la crisis a la diáspora, que representa un mínimo de tres docentes por centro de trabajo, lo cual contabiliza 60.000 docentes. También al transporte público que dificulta el traslado de los trabajadores a las instituciones eductivas. “La infraestructura de los planteles presenta una total ausencia de políticas de mantenimiento. La falta de recursos didácticos. El deterioro del PAE, que genera ausentismo escolar y desnutrición”, agregaron.

Exhortaron al Ejecutivo nacional a que “rectifique las medidas impuestas por el plan”.

2018-01-14

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,315FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,750SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM