viernes, marzo 5, 2021

El Jardín Botánico de Caracas a punto de ser un «peladero e’ chivos»

Jesús Barreto

Ocho meses sin agua cumplió esta semana el Jardín Botánico de Caracas.

El terreno de 70 hectáreas, localizado dentro de los linderos del campus de la Universidad Central de Venezuela en Caracas es otra muestra de la crisis por escasez de agua en la ciudad, que en este caso, ha sido agravada por el intenso período de sequía por el que atraviesa el país.

Esta situación tiene en riesgo a la densa y diversa vegetación, compuesta por más de 4.000 ejemplares de palmas traídas de todas partes del planeta y más de 100. 000 árboles, que sintetizan la riqueza biológica del país, alertó Gladys Vergel, administradora de la Fundación Jardín Botánico de Caracas.

“Desde hace ocho meses no recibimos agua. Requerimos que este problema se atienda, porque las donaciones nos ayudan a preservar especies, pero por la fuerte sequía resultan insuficientes en el tiempo”, explicó la vocera de la institución sin fines de lucro encargada de la preservación, promoción e investigación dentro del recinto que es patrimonio de la humanidad desde el año 2000.

En total se requiere el equivalente a 100 camiones cisterna para cubrir las necesidades operativas de las emblemáticas lagunas, viveros y jardineras que conforman el Instituto Experimental Jardín Botánico Dr. Tobías Lasser, en el que también funcionan el Herbario Nacional de Venezuela, con una colección de 430.000 especímenes de plantas y la biblioteca Henri Pittier, en donde se guarda material bibliográfico con más de 100 años de antigüedad, detalló Vergel.

La falta de agua se ha sumado a otras carencias. En el año 2017 el espacio fue objeto de una serie de hurtos, que llegó a un ritmo de uno por día.

El auge delictivo, desatado luego de que en abril de ese año se retirara el contingente de la Guardia Nacional Bolivariana, significó la pérdida de todo el cableado y estructuras que componían el sistema eléctrico, equipos de computación, mobiliario de oficina, herramientas de jardinería, piezas sanitarias, así como el alumbrado, el sistema de refrigeración y hasta un servidor en el que se almacenaba la data del Herbario Nacional de Venezuela.

No obstante, Vergel puso de relieve que, pese a las dificultades el equipo de investigadores, continúan con los trabajos para preservar la mayor reserva de vegetación y flora tropical del país, por lo que la labor científica, de conservación y de educación ambiental con las visitas guiadas se mantienen.

“Aquí hay un equipo comprometido con el trabajo de la institución. Nuestros científicos continúan con sus investigaciones y seguimos haciendo lo todo por mantener nuestros espacios abiertos, con las medidas del caso”, destacó.

2019-04-23

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,394FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,970SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM