domingo, febrero 28, 2021

La diáspora dejó en terapia a la salud

Redacción 2001

La diáspora ha ocasionado la pérdida de profesionales calificados (médicos, enfermeras, bioanalistas, nutricionistas, radiólogos), y se ha convertido en uno de los factores principales en la actual crisis que vive el sistema de salud de Venezuela. En un informe elaborado por los doctores José Félix Oletta López y Carlos Walter Valecillos, de la Alianza para la Salud (AVS), denuncian la emergencia compleja, agudizada en la situación nutricional y de la salud de la población.

La ausencia de estos especialistas priva a la red de establecimientos de salud del primer, segundo y tercer nivel, de personas capacitadas para realizar actuaciones profesionales ajustadas a los estándares de calidad universalmente aceptados y compromete seriamente la idoneidad de los servicios asistenciales y a la vez, aumenta los riesgo de errores, iatrogenia, complicaciones y mortalidad de los pacientes, sostiene el documento.

Por otra parte, plantea que “Han desaparecido los incentivos, el reconocimiento de los méritos y las escalas de remuneración para estimular habilidades y valorar el desempeño, dedicación y experiencia laboral de todos los trabajadores de la salud”, explica.

También explica que “Igualmente, la selección y reposición del personal mediante concursos de oposición se ha desnaturalizado. Ahora los cargos son ocupados y asignados arbitrariamente y atienden exclusivamente al criterio de lealtad política e ideológica, con exclusión de su competencia profesional o laboral.

Cabe señalar que desaparecieron los concursos de oposición para optar a cargos en el sector público de la salud. De la misma manera ya no existen las oportunidades para la formación continua y la capacitación en habilidades, competencias técnicas y humanísticas, con elevados estándares de calidad para el ejercicio autónomo de las profesiones de la salud.

La deserción profesional, de todo tipo de médicos y otros profesionales de la salud se acentúa, por los sueldos miserables, las precarias condiciones de trabajo, la carencia de insumos y medicamentos y la condiciones de inseguridad de los ambientes laborales que estimulan la migración. El sector de establecimientos de salud privados, no escapa a esta situación de fuga de recurso humano calificado.

Lo más preocupante de acuerdo al informe del 20 de este mes es que 75 % de los médicos que aún residen en el país tienen intenciones de migrar. Del total de médicos graduados en los últimos 10 años, encuestados, 60 % permanecen en Venezuela y 40% emigraron; de los que permanecen en Venezuela, aproximadamente, 45% quieren emigrar. Mientras que de los que están fuera, entre 22% y 34% volverían si Venezuela mejora si cambia el contexto político y económico”.

2019-04-23

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,385FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,940SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM