martes, marzo 2, 2021

Suecia impondrá restricciones en viajes internos para evitar repunte de casos

El Gobierno de Suecia anunció este martes que quiere limitar a la mitad las plazas en trenes y autobuses de larga distancia. Esto para evitar un aumento del contagio de coronavirus antes de las vacaciones de la próxima semana y de Semana Santa.

La nueva regulación, basada en la ley epidémica temporal aprobada el mes pasado y que aumenta las competencias de las autoridades, será tramitada de urgencia y el plan es que entre en vigor el domingo y esté vigente hasta el 31 de mayo.

«El riesgo de propagación aumenta si la gente pasa mucho tiempo junta en espacios limitados. Se espera que el tráfico de larga distancia aumente en las próximas semanas y queremos enviar una señal importante de que reducimos el riesgo de aglomeraciones», dijo en rueda de prensa el ministro de Infraestructuras, Tomas Eneroth.

Las autoridades de Suecia, que ha apostado por una estrategia más laxa que el resto de países europeos, no descartaron que las nuevas reglas se puedan aplicar también en viajes más cortos o en el transporte urbano, si la situación epidémica empeora.

«No son las estaciones de esquí de por sí las que constituyen un problema, sino las relaciones sociales. Hay que evitar encontrarse con mucha gente», dijo en otra comparecencia el epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública (FHM), Anders Tegnell. Quien recordó que no hay cobertura legal en Suecia para cerrar las pistas.

Curva aplanada en niveles altos de contagio

La FHM notificó hoy 8.112 nuevos infectados y 73 muertos desde el pasado viernes (para un total de 596.174 y 12.188, respectivamente). Con una incidencia de 387 casos en los últimos 14 días. Mientras las hospitalizaciones caen un 17 % respecto a la semana anterior y, los pacientes ingresados en UCI, un 4 %.

«Es preocupante que la tendencia descendente se haya frenado», admitió Tegnell, que volvió a insistir en el «alto riesgo» de una nueva ola, como ya había avisado la semana pasada.

Tras apostar por muchas recomendaciones y alguna prohibición en la primera ola, Suecia dio un giro a su estrategia en noviembre. Con un papel más intervencionista del Gobierno y más restricciones, aunque no ha cerrado la actividad económica como otros países.

Entre esas medidas figuran limitar a ocho el número de personas en reuniones públicas, restringir la actividad de restaurantes y bares, cerrar institutos y universidades y recomendar por primera vez usar las mascarillas en hora punta en transporte público.

La tasa de mortalidad por covid-19 sueca es de 118,97 por cada 100.000 habitantes, tres veces más que Dinamarca y diez que Finlandia y Noruega, aunque por debajo de países como Bélgica, Reino Unido, Italia, España y Portugal.

Visita nuestra sección Coronavirus al Día.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online.

SourceEFE
21,385FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,950SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM