sábado, mayo 15, 2021

La empresa de telecomunicaciones canadiense Rogers comprará su rival Shaw

Rogers, una de las principales empresas de telecomunicaciones y televisión por cable de Canadá, anunció este lunes la adquisición de su rival Shaw Communications en una operación valorada en 26.000 millones de dólares canadienses (20.540 millones de dólares estadounidenses) que modificará sustancialmente el mercado canadiense.

De completarse la operación, que necesita la aprobación de las autoridades canadienses así como de los accionistas de las dos compañías, el mercado de telecomunicaciones de Canadá quedará reducido a tres grandes compañías: Bell, Telus y Rogers.

El consejero ejecutivo de Rogers, Joe Natale, afirmó hoy durante una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación que las dos empresas «tienen confianza» de que el acuerdo será aprobado por las autoridades reguladoras.

Orígenes familiares

Shaw, que como Rogers tiene sus orígenes en una empresa familiar creada en la década de los años 60 del siglo XX por el empresario JR. Shaw, opera principalmente en el oeste de Canadá. Por su parte, Rogers, fundada en 1960 por Ted Rogers, es uno de los líderes del mercado en el este de Canadá.

Ted Rogers murió en 2008 mientras que JR Shaw falleció en marzo de 2020.

Según señalaron las dos compañías en un comunicado, la operación incluye unos 6.000 millones de dólares canadienses (4.740 millones de dólares estadounidenses) de deuda de Shaw.

Rogers ofrecerá 40,5 dólares canadienses (31,9 dólares estadounidenses) por acción de Shaw, lo que supone un 69 % más que el valor de los títulos de la compañía al cierre de los mercados el viernes. Además, Shaw Family Living Trust, el fondo de la familia Shaw, recibirá 23,6 millones de acciones de Rogers.

1.975 millones de dólares de inversión

Las dos compañías informaron que tras la adquisición invertirán, durante los próximos cinco años, 2.500 millones de dólares canadienses (1.975 millones de dólares estadounidenses) en redes de 5G en el oeste de Canadá.

Esta inversión permitirá la creación de unos 3.000 nuevos empleos, señalaron Rogers y Shaw

Además, establecerá un Fondo Rogers para la Conectividad de Comunidades Indígenas y Rurales, dotado con 1.000 millones de dólares canadienses (790 millones de dólares estadounidenses).

Las dos compañías dijeron que «la empresa combinada está comprometida a seguir ofreciendo planes celulares asequibles, sin sobrecargos, que reúnan las necesidades y presupuestos de los canadienses. Como parte de este compromiso, Rogers no aumentará los precios celulares para los clientes de Freedom Mobile durante al menos tres años tras el cierre de la transacción».

La nueva compañía mantendrá su sede en Toronto, donde están las oficinas centrales, pero también establecerá unas oficinas regionales en Calgary, en la provincia occidental de Alberta, la sede de Shaw.

Visita nuestra sección Curiosidades.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

SourceEFE
21,614FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,500SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM