domingo, enero 17, 2021

El «Rey de los mares» también es el «Rey de las taquillas»

2001.com.ve | Gerardo Aarón Díaz @gdiaz_33
 
La película del superhéroe que habla con los peces es un éxito taquillero, ¿quién lo diría? ¿DC encontró el camino? ¿Realmente es tan buena esta película o está sobrevalorada? Esta y otras interrogantes serán respondidas en este artículo, donde se tratará de explicar el fenómeno mundial del «Hombre agua». CUDADO, se coló un spoiler.
 
Jason Momoa tenía en frente uno de los mayores retos de su carrera actoral, interpretar al superhéroe más infravalorado por el público. «El único poder que tiene es hablar con los peces», comentaba el público, que poseía pocas expectativas del film. Con una aparición en Justice League, las opiniones no fueron tan buenas para el actor. Se esperaba mucho de esta película del universo DC, juntarían por primera vez a Batman, Superman, La Mujer Maravilla, Flash, Cyborg y Aquaman, pero hicieron todo al revés.
 
Con poco desarrollo de personajes y una película extremadamente larga y poco disfrutable, dejaron en muy mal aspecto la credibilidad de estos personajes y sus actores. Hasta Wonder Woman, que fue un éxito en 2017, perdió credibilidad. Ni se diga de Superman o Batman, el cual se rumora que pudiera no ser interpretado por Ben Affleck.
 
A esto se enfrentaba Momoa, un contexto poco alentador. La película sería dirigida por James Wan y contaría con actores de renombre, como Nicole Kidman (Atlanna) y Willem Dafoe dentro de su reparto. Filmada en Australia, escrita por Willy Deal, producida y distribuida por Warner Bros, la película fue estrenada el 21 de diciembre en USA.  
 
Aquaman retoma el conocidísimo viaje del héroe, una estructura narrativa utilizada hasta el cansancio por Hollywood y que está presente en la gran mayoría de los mitos y leyendas alrededor del mundo; aunque esa estructura puede encontrarse (o encajarse) en casi cualquier historia de ficción, en Aquaman se ha hecho de una forma más clara a aquellos mitos que dieron forma a nuestra cultura, desde La Odisea hasta la leyenda del Rey Arturo.
 
En conflicto con Atlantis por el asesinato de su madre y el odio que le tenían por ser mestizo, Arthur Curry (Jason Momoa) tendrá que encontrar el tridente de Poseidón para evitar la guerra que propone su medio hermano, el Rey Orm. Ayudado por Mera (Amber Heard) y Vulko (Willem Dafoe), Arthur se adentrará en la aventura más arriesgada de su vida, todo esto con el tiempo en contra. La leyenda contaba que el Tridente se encontraba protegido por Karathen, una bestia marina condenada a velar por la seguridad del cetro. ¿Lo logrará? Disfrute de la película.
 
Con Aquaman, siguiendo el camino trazado por La Mujer Maravilla, James Wan nos lleva por una aventura épica llena de entretenimiento y espectáculo por igual, donde no faltan los chistes y el sentido del humor, pero tampoco las escenas de acción y los grandes escenarios que te dejan con la boca abierta.
 
A la fecha, el film ha recaudado US$1.021,5 millones en todo el mundo, con lo que se une al exclusivo club de las 10 películas de superhéroes que han superado los US$1.000 millones, en el puesto 9, debajo de El Caballero de la Noche Asciende y arriba de Batman: El Caballero de La Noche.
 
Cuando se cuestiona acerca del éxito de la película, Jason Momoa no puede ser omitido de las razones. Su imponente físico y su aspecto de a quién que le importa poco (aparentemente) el resto del mundo, logran cautivar la atención del público femenino y por qué no del masculino, complementando así una gran actuación. De hecho, el director de la película tuvo palabras de agradecimiento para él, «siempre estaré en deuda con Jason por convertir a Aquaman en uno de los superhéroes del cine más geniales de la historia, y convertirse en el estandarte de oro de este personaje para futuras generaciones», dijo Wan.
 
Otra de las claves del éxito mundial del filme es la independencia del personaje con respecto al universo cinematográfico de DC, también llamado DC Extended Universe. Este universo no logró convertirse en la franquicia que competiría con el colosal Universo Cinematográfico de Marvel como se esperaba hace casi seis años, el público le dio la espalda y las películas no fueron las mejores.
 
Pero ¿qué salvó a Aquaman? El personaje interpretado por Momoa, a diferencia de sus compañeros superhéroes como Superman y Batman, no tenía un referente anterior en el cine, la concepción del «Señor de los mares» era su patética versión de Los Super Amigos; sin embargo, en Liga de la Justicia, Aquaman se mostró como un verdadero badass (tipo malo), y el superhéroe más burlado se convirtió en un icono para esta generación.
 
Además de ello, su cinta se siente tan independiente del universo cinematográfico al que pertenece que bien podría verse sin conocer el resto de las entregas.
 
Ahora, el público pide una segunda película del superhéroe y no se acuerda de Batman o Superman. Si DC encontró el camino, es una pregunta sin respuesta, por ahora. Pareció haberlo encontrado con La Mujer Maravilla en el 2017, pero su siguiente película fue muy muy mala (Justice League).
 
 
Sumergidos en muchas dudas, la siguiente película a estrenar será Shazam, el 5 de abril.

Inicialmente, este artículo fue publicado en «Y si… leemos el cine«. Los invito a visitarlo

2019-01-17

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,311FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,700SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM