sábado, abril 10, 2021

5 claves para entender los efectos de la desinformación

Los avances de la tecnología han hecho posible tener redes sociales y mensajería instantánea. Hoy más que nunca es posible comunicarse con personas en todas partes del mundo.

Si bien el progreso representa una gran ventaja, también ha ocasionado problemas nuevos. Uno de ellos es la desinformación, también conocido como “fake news”. La divulgación de noticias falsas ha causado más de un problema. A continuación se va a hablar un poco más sobre el tema.

  1. No existe un proceso de verificación

Actualmente cualquiera puede inventar una noticia que suene verosímil, enviarla por WhatsApp e influir negativamente en la gente. Quizás parezca un poco extremo, pero ¿cuántos de nosotros no hemos recibido un audio de alguien que ni sabemos quién es? Casi siempre alegan estar vinculados a algún personaje importante. La cuestión es que no hay forma de comprobarlo.

En las agencias de noticias hay unos pasos que se deben seguir para constatar la veracidad de la información. Nada de eso se cumple en el contexto individual. Es decir, una persona que no es periodista no conoce las herramientas usadas para verificar una noticia. Y aun así, sin comprobarla, la riega por las redes sociales.

  • Fomenta las posturas extremas

La posverdad (como también se conoce) tiene el potencial de llevar al extremo ideologías nocivas. Por ejemplo, es probable que una persona con prejuicios contra los inmigrantes reciba noticias para exacerbar sus preocupaciones. Lo que, si no se ataca a tiempo, termina “justificando” ataques y arremetidas.

Por eso muchas veces es mejor ni ver noticias. Es preferible sentarse en el sillón a jugar en un casino online español.

  • Ataques basados en teorías conspirativas

Como bien relata este artículo, existen consecuencias tangibles por los efectos de la desinformación. Se han reportado casos de personas que se creen tanto las “fake news” que terminan actuando en base a ellas. No hay que decir el daño que le podría causar a la sociedad.

Nunca antes se había notado tanto el efecto pernicioso de las noticias sin base. Hasta hace pocos años solo los principales periódicos divulgaban las noticias. Además de los canales noticiosos, por supuesto. En los tiempos que corren existe una democratización de la información.

  • Confusión entre la verdad y la mentira

Incluso altos representantes de gobiernos democráticos han declarado falsas verdades. En un esfuerzo por ser elegidos para ser presidentes (u otros cargos) emiten opiniones que no son del todo válidas. Esta situación conlleva el riesgo de hacer borrosa la línea entre lo que es cierto y lo falso.

  • Falta de una respuesta adecuada de parte de las redes sociales

Como Facebook, Twitter e Instagram son las principales plataformas, muchos aprovechan de divulgar información de acuerdo a sus intereses.  En otras palabras, personas malintencionadas priorizan promover sus ideologías por encima de la verdad.

De hecho, en ocasiones disfrazan sus mensajes como la verdad, al mismo tiempo que tildan las objeciones como “fake news”. Es una realidad que nos obliga a comprobar los rumores antes de esparcirlos. Por esta y muchas otras razones, vale la pena aprender sobre la posverdad y entender cómo hacerle frente.

21,487FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
9,250SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM