miércoles, abril 14, 2021

Diego Santoy, el «asesino de cumbres» recibe sentencia definitiva

Diego Santoy Riveroll, acusado del asesinato en 2006 de dos niños de 7 y 9 años en Monterrey, Nuevo León; recibió una sentencia definitiva de 71 años, 7 meses y 27 días.

Por los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, robo calificado y privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro; el hombre conocido como el “Asesino de Cumbres” pasará probablemente el resto de su vida pagando su condena en la cárcel.

Además de la privación de su libertad, Santoy tendrá que pagar 217,139 pesos por reparación de daños tras el asesinato de los menores Erick Azur y María Fernanda Ishtar Peña Coss y León.

También deberá cumplir con el pago de 23,400 pesos a Teresa Guadalupe Coss y León Navarro por tratamiento psicológico; 10,400 a Erika Peña Coss por tratamiento psicológico, así como 23,400 a Catalina Bautista Juárez por tratamiento psicológico.

Aunado a esto, tendrá que cubrir 53,390 pesos de gastos por estudios y atención médica, y otros 10,030 pesos por incapacidad parcial a Erika Peña Coss, con lo que se acumula un monto total de 337,760 pesos.

Doble homicidio cometido un 2 de marzo de 2006

El doble homicidio se cometió un 2 de marzo de 2006 en la casa de Erika ubicada en la calle Monte Casino de la colonia Cumbres. De acuerdo con las declaraciones del juicio; los niños fueron asesinados en su casa después que Diego la visitó para intentar dialogar para reanudar su relación.

De acuerdo con los testimonios, Santoy “enloqueció” cuando Erika Peña Coss decidió que ya no quería ser su novia. Quince años atrás, cubierto con un pasamontañas y guantes de látex, trepó por las paredes del inmueble hasta que logró ingresar a la residencia.

Una vez dentro, se escabulló hasta la habitación de Erika para intentar convencerla de que no lo abandonara; pero ante la negativa de la joven; Santoy asesinó a su hermana de 3 años, María Fernanda Peña Coss, y a Erick Azur, de 7 años de edad. Antes de huir, intentó degollar a su ex pareja y secuestró a la empleada doméstica; luego robó un coche y se fue del estado junto a su hermano.

Cuatro días después fueron localizados y detenidos en Oaxaca mientras se trasladaban en un autobús con dirección a Guatemala. Tras el aseguramiento, los hermanos Santoy fueron trasladados de regreso a Monterrey.

En una primera versión de los hechos, Diego Santoy declaró que su ex novia también era responsable de la muerte de los niños. Afirmó que ella había matado a sus hermanitos porque los odiaba. Además, dio a conocer que él sólo le ayudó a asesinarlos ya que la chica lo había presionado para cometer el crimen aludiendo a una falta de amor hacia ella.

“Yo estoy dispuesto a pagar por lo mío, pero por lo tuyo no”; le dijo Diego a Erika en un careo ante lo que ella respondió “mis manos están limpias, al igual que mi alma”.

Después, volvió a modificar su testimonio, señalando que se había involucrado sentimentalmente con su suegra, lo que había ocasionado un ataque de ira en Erika que la llevó a matar a sus hermanos.

El caso del llamado “Asesino de cumbres” fue tan mediático que se filmó una película llamada “Cumbres”, del director mexicano Gabriel Nuncio.

Diego Santoy se casó en prisión con una de las fundadoras de uno de sus grupos de admiradores. Por su parte, Erika contrajo nupcias y ahora vive en el estado de Guanajuato.

Visita nuestra sección Internacionales.

Sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

SourceInfobae
21,491FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,270SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM