viernes, marzo 5, 2021

Hong Kong ordena la congelación de cuentas de exdiputado exiliado

Esta novedad ha aumentado la confusión sobre el caso y ha creado dudas entre ciertos sectores de la población sobre la seguridad financiera en este importante centro de negocios asiático.

En declaraciones a los periodistas, el superintendente policial del Departamento Nacional de Seguridad Li Kwai-wah indicó hoy que el cuerpo había ordenado congelar las cuentas de Hui por una presunta malversación de 850.000 dólares hongkoneses (109.665 dólares o 90.623 euros).

«Desde luego que no hemos congelado sus cuentas porque esta persona haya huido, y no vamos a congelar las cuentas de sus familiares», apuntó Li.

Sin citarlo directamente, Li dijo que «desde que este hombre abandonó Hong Kong, lo que ha dicho y hecho a través de (la red social) Facebook y en redes sociales es suficiente para equipararlo a ‘confabulación con fuerzas extranjeras'», un cargo incluido en la polémica Ley de Seguridad Nacional que Pekín impuso a Hong Kong el pasado mes de junio.

Hui, un conocido miembro del sector prodemocrático de la ciudad, tiene nueve cargos en su contra, algunos de ellos relacionados con las protestas del año pasado.

La semana pasada, Hui, su mujer y sus padres, optaron por el exilio en el Reino Unido, y el pasado domingo anunció que al menos cinco cuentas a su nombre y de sus parientes habían sido congeladas.

El mismo domingo, la Policía emitió un comunicado de prensa en el que declaraba haber congelado las cuentas de un sospechoso de blanqueo de dinero.

Dos horas después de este anuncio, Hui dijo que las cuentas de sus familiares habían sido descongeladas y que las suyas también, aunque parcialmente.

Las cuentas aludidas pertenecen al banco HSBC, donde Hui dijo tener depositados todos sus ahorros.

NUEVAS DETENCIONES

Mientras tanto, la Policía arrestó hoy a ocho personas por una protesta en la Universidad China de Hong Kong el pasado 19 de noviembre.

Tres de los arrestados son sospechosos de haber violado la citada Ley de Seguridad Nacional al haber «incitado a la secesión».

Para las organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), la detención supone «una violación descarada de los derechos humanos«.

«Cantar consignas políticas, canciones y ondear banderas no deberían ser jamás considerados crímenes», afirmó el director de la rama local de AI, Lam Cho Ming, quien lamentó que este tipo de actos «ahora se consideran crímenes, ya que las autoridades hongkonesas y chinas buscan aplastar toda forma de disenso».

Esta controvertida ley de seguridad nacional contempla penas de hasta cadena perpetua para casos como la secesión o confabulación con fuerzas extranjeras.

Desde su imposición, el 30 de junio, se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito. 

2020-12-07

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,394FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,970SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM