viernes, enero 22, 2021

Recuerdan en Chile a guerrilleros asesinados por régimen de Pinochet en 1987

EFE

Con antorchas encendidas, pancartas y bajo el lema «Nada está olvidado», colectivos de Derechos Humanos, el Partido Comunista y exguerrilleros recordaron este viernes a doce miembros del Frente Patriótico Manuel Rodriguez (FPMR), asesinados en 1987 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Se trata de las víctimas de la llamada «Operación Albania» o «Matanza de Corpus Cristi», ejecutada por la Central Nacional de Informaciones (CNI), la policía secreta de Pinochet en Santiago, como represalia por el atentado que el FPMR cometió contra el dictador el 8 de septiembre del año anterior, según establecieron las investigaciones judiciales.

La manifestación, a la que asistieron varias decenas de personas, tuvo lugar el Estadio Nacional de Santiago, que tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 fue utilizado como campo de concentración, torturas y ejecuciones de prisioneros políticos.

En el acto, se recordó además a otros cinco miembros del FPMR secuestrados por la CNI y lanzados al después de la Operación Albania.

Los manifestantes, con pancartas que decían «un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro», portaban además carteles con los rostros de las 17 víctimas, cuyos nombres fueron coreados uno a uno.

También hubo un acto conmemorativo en la ciudad de La Serena, al norte de Santiago y un tercero frente al antiguo cuartel «Borgoño», de la CNI en la capital chilena, este último convocado por organizaciones que buscan su rescate para convertirlo en un sitio de memoria, como ha ocurrido con otras antiguas cárceles de la dictadura.

Por ese cuartel, según el expediente del caso, pasaron siete de las víctimas de la Operación Albania, que luego fueron llevadas a una casa abandonada en el área norte de Santiago y asesinadas a tiros. Tres eran mujeres.

La Operación Albania tuvo lugar el 15 y 16 de junio de 1987 que, según dijo hoy a Efe un exmiembro del FPMR, «murieron luchando contra una dictadura cruel, por la libertad de Chile, para posibilitar la democracia que hoy tenemos».

«Julio Guerra fue ultimado a sangre fría en la Villa Olímpica de Santiago». Esther Cabrera, Elizabeth Escobar, Patricia Quiroz, Manuel Valencia, Ricardo Silva, Ricardo Rivera y José Valenzuela Levi, fueron detenidos, torturados y luego asesinados», recordaron los promotores del acto.

«Ignacio Valenzuela fue ultimado por la espalda, en la comuna de Las Condes y Patricio Acosta, acribillado en la comuna de San Miguel», agregaron.

Los dos restantes, Juan Henríquez Araya y Wilson Henríquez Gallego, fueron los únicos que pudieron defenderse y lo hicieron «para proteger la huida de una veintena de Rodriguistas jóvenes que en ese momento estaban en una escuela de formación política a su cargo», concluyeron.

El 28 de agosto de 2007, en un fallo definitivo, la Corte Suprema de Chile confirmó las condenas a prisión de quince agentes de la CNI como autores de los asesinatos, así como la absolución de otros once.

Entre los condenados destacaron el general del Ejército Hugo Salas Wenzel, antiguo jefe de la CNI, sentenciado a cadena perpetua y el jefe operativo del organismo represor, Álvaro Corbalán Castilla, condenado a 20 años de prisión.

Corbalán acumula además otras condenas, una de ellas a cadena perpetua, tras ser declarado culpable en numerosos casos de violaciones a los Derechos Humanos.

Durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), según datos oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, y otros 33.000 sufrieron la prisión y la tortura por causas políticas.

2018-06-15

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,309FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,730SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM