sábado, abril 10, 2021

Aveledo Coll: Venezuela está en un «recomienzo»

Johann Rangel Salas [email protected]

Los venezolanos tienen una visión de la democracia y formas de expresión en estados no considerados como opositores, existe el descontento por diversas razones, entre ellas la calidad de los servicios y participación política.

Así lo considera Guillermo Aveledo Coll, decano de la Facultad de Estudios Jurídicos y Políticos de la Universidad Metropolitana (Unimet)  y colaborador del Instituto de Estudios Políticos y Sociales Forma, en La Conversa 2.0 con el director de Diario 2001, Juan Ernesto Páez-Pumar.

El académico explicó que las “circunstancias sociales y económicas son muy serias. En un sistema democrático abierto, los gobernantes, al ser responsables ante la población, tendrían menos cinismo que se está manifestando hoy. Algo que preocupa del tiempo presente y de la actitud del Estado que ni siquiera se cuida las formas en el tema de la pandemia”.

Muestra de ello son “las vacunaciones a gente del Estado, a los diputados, militares, gabinete, a gente cercana a la familia gobernante. Eso es indignante. El gobierno se debe a la sociedad, y esa indignación permanece aunque está dificultada de emerger, de expresarse. Si esa indignación permanece, eso demuestra que hay una cultura de rechazo al autoritarismo”.

Explicó que en los sistemas despóticos tradicionales, “esa situación se consideran normales, qué importa, no hay problema. Eso no está bien. Eso produce indignación. La soberanía reside en el pueblo y debe expresarse, la consigna del General Falcón el pueblo quiere y no lo dejan, ese germen es la base del petitorio democrático en adelante”.

Señaló que mientras “más gente piense que eso es indignante será mejor, la base de entendimiento es la que se acepte la de soberanía popular. Para qué el pueblo quiere expresar su voluntad, justamente para darse un gobierno que le de electricidad, servicios, bienestar, eso no es lo que hay hoy”.

El problema

Aveledo Coll señaló que el Estado “no puede ver ni una ventana de apertura sin querer poner control. Todo termina siendo un fraude, en ese sentido no hay que dejarse engañar, es presionar más, no dejarse rendir. El punto de rendición es uno mismo”.

Resaltó que “si uno decide abatirse, es decir, que no hay mayor juego, libertad en los medios, sino autocensura. Aquí hay temas que no podemos hablar, pues de entrada estamos admitiendo que no hay necesidad de democracia, que quizás es mejor tener un gobierno como en China, Corea del Norte o en Cuba”.

Afirma que hay quienes sostienen que hace 10 años atrás había unos apagones que era “por el crecimiento del consumo, eso no es así. Los apagones son por la falta de mantenimiento y la corrupción. Ese es la base del problema. Cuando uno tiene problemas económicos tiende a sacrificar los ideales por lo material inmediato”.

El ánimo

 En Yaracuy, Portuguesa y Cojedes, que son estados chavistas, “había un núcleo de protesta importante por los servicios públicos entre septiembre y noviembre. Ese germen está allí, en circunstancias democráticas, los partidos políticos tendrían que canalizar ese germen, el pueblo quiere y no lo dejan”.

Los venezolanos tienen una visión de la democracia: La “Liberal” donde hay estado de derecho, separación de poderes, instituciones libres, libertades públicas. El segundo, la “Igualdad material”, el que nadie venga y maltrate, que no abuse de mi, que no hayan enchufados y el tercero “Hacer lo que nos da la gana”, es una suerte de libertinaje.

“La mayor es la Igualitaria y la liberal. Esas dos están ofendidas por el hecho actual. Por qué se ofende la izquierda del chavismo, porque ven el elemento igualitario se rompió, porque ante la pandemia ven que hay una jerarquía de ciudadanos que son mejores”.

Comicios

El académico señaló que las condiciones para los comicios municipales no existan a corto plazo. Aun con esas condiciones desiguales, la importancia de esas elecciones locales es doble: Reconstruir el aparato de los partidos políticos, que está muy lesionado porque la represión del Estado, el exilio de dirigentes y militantes, implica que requieren de un activación.

La otra es que son elecciones municipales, se preguntó si la gestión de los alcaldes del PSUV dan cuenta para que sean reelectos. “Hay que recuperar ese espacio y la capacidad de ejercitar ese derecho. Capacidad que hay que ir exigiendo. No es un asunto de corto plazo. Es un volver a empezar”.

La esperanza

Aveledo Coll señaló que el venezolano tiene que cuidarse para mantener la esperanza. “Cada venezolano tiene que abrigarse a sí mismo, la convicción de que su dignidad, voluntad es decisiva que habrá de exigir ante el gobierno, no se cale lo que ocurre, no acceda a lo que ocurre como una cosa normal, no normalizemos este horror y este error”.

Expresó que el ciudadaano “no acceda a lo que ocurre como si fuera normal. Hay nacionalismo y democracia, incluso de sectores que sorprenderían. Lo que importa es quien va abrir de este sistema autoritario que es feroz con la población,  quien va abrir la puerta del cambio”.

El academico reconoció el valor del diario 2001, “es un periódico que nació en democracia, que toda la obra del Bloque Dearmas de divulgación cultural, popular muy importante para la democracia y la sociedad venezolana”. 

Visita nuestra sección Nacionales.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,487FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
9,240SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM