sábado, junio 12, 2021

Javier Vidal: Reapertura da esperanzas al sector cultural

La pandemia cambió el mundo y la cultura no escapó a ello. Es un sector muy golpeado. Durante ese tiempo, en el teatro venezolano los realizadores que crearon piezas adaptadas a las tecnologías que se convertirán en una nueva forma de hacer este arte, ven en la reapertura una oportunidad y una esperanza. 

Así lo indicó Javier Vidal, director de teatro y televisión, actor y dramaturgo, en la Conversa 2.0 con el director del diario 2001, Juan Ernesto Páez-Pumar. Cuenta que cuando se inició la cuarentena en marzo de 2020, los teatros cerraron, y a principios de abril, comenzaron a planificar la nueva forma de presentación de las obras.

“Teníamos que adaptarnos a los nuevos tiempos, ya a principios de abril, comenzamos a pensar de qué manera se puede hacer teatro via online. Uno de los primeros fue el Teatro Trasnocho. Lo que se hacía era grabar las obras que teníamos cercanas a estos estrenos”, dijo Vidal.  Primero fue bajo el formato streaming. “Todo eso se subió a la plataforma era una forma de ir viendo una manera de documentar el teatro desde la casa”, acotó Javier Vidal.

El teatro digital

Después vino el “Teatro Zoom”, en vivo. “Actuamos en espacios no convencionales, llegamos a montar algunas de mis obras en la biblioteca de nuestra casa. Era una cosa más cercana incluso por ese instante, ese momento irrepetible que tiene el teatro en vivo pues eso también lo tenía el teatro zoom. Arrancábamos y no podíamos cortar”, explicó.

Javier Vidal dice que el “Teatro Zoom” no es como en el cine donde se puede cortar la escena para repetir.”Tenías esa sensación que se podría ver. Esa era uno de los acercamientos. La ventaja de la obra que estamos haciendo, sea en streamming o en vivo, era que la podían ver 5 millones de venezolanos que andan desperdigados por todo el mundo”, confesó.

Explicó que “mientras nosotros estamos haciendo la obra, nos encontramos con gente (venezolanos) de Nueva Zelanda. De Singapur, no sólo están en Europa o América latina. Eso fue algo muy importante”.

Javier Vidal señaló que dentro del teatro, el género que más pudo sufrir fue la comedia, el stand up, porque “ambos necesitan de ese encuentro directo de la reacción, de la risa, respiro, de la intervención directa, y a través de estos medios no se podía dar”. 

Pese a que los teatros estaban cerrados y las plataformas emulaban las escenas, el equipo de actores tenía claro la finalidad del arte “hacer un espacio de encuentro único y efímero que es completamente irrepetible”.

Regreso a las tablas

La apertura del Transnocho fue el 27 de enero con el cine, con todas las medidas de bioseguridad. Está prevista la presentación de la pieza “Tal para cual” y habrá una exposición sobre Alejandro Otero.

Explicó que “las nuevas producciones ya han comenzado a moverse. Esto de la mascarilla va durar todo un año. El medio está entusiasmado, sabiendo que las condiciones. Le hecho de que reduzcas el aforo va a repercutir, no es lo mismo llenar una sala de 300 (personas) que con 110. El público no puede entrar si no se pone la mascarilla. El ambiente es esperanzador. Vamos a resolver antes el problema del coronavirus que el de Venezuela”.

Sonreír ante las dificultades

Dice que la particularidad del venezolano con el humor es que “ante la tragedia de vida de las grandes carencias, le encontramos la posibilidad de hacer un chiste. Hace poco escuché a un beisbolista que vivió en Petare, muy humilde, y decía que encontraba a la gente bien. No es que se encuentre bien, está fatal, está sobreviviendo. Está tratando de ver cómo respira fuera del agua. Ni siquiera tiene los pulmones preparados con el nuevo ambiente que estamos viviendo de esta degradación social, económica y política”.

Pese a ello,  “la gente sonríe de todas maneras. Tiene la posibilidad. Este fue el guion que nos tocó interpretar, nosotros lo vamos hacer de la mejor manera. Porque abrirnos las venas sobre todo de lo que nos está pasando no va a resolverlo.  Quizás una mirada amable y una sonrisa a tiempo estrechase con cierta simpatía, nos puede ayudar a sobrevivir”.

La industria reducida 

El teatro en Venezuela se convirtió en el espacio de los artistas antes de la pandemia.  Javier Vidal dice que el medio se ha  reducido mucho,  los cierres de Radio Caracas Televisión (RCTV) entre los años 2007 y 2009, “fue una cosa terrible para la industria de la televisión, eso acabó hasta con las producciones que manejaba Venevisión, Televen y otros canales”.

Desde el año 2019 “no había hecho nada» (en telenovelas y series) con todo y eso RCTV Internacional ha tenido la posibilidad de realizar varias series, incluso una telenovela larga. El medio se redujo. Muchos de los actores y actrices, de directores libretistas, no se pudieron quedar aquí y tuvieron que salir de Venezuela y gracias a su capacidad de creación pudieron colocarse en Bogotá, Miami o Buenos Aires.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,634FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,700SuscriptoresSuscribirte