sábado, abril 10, 2021

Juan Caripidis: La pandemia digitalizó las consultas

Zulay Camacaro F | @ZulayCamacaroF

El obstetra, ginecólogo, Juan Caripidis describió cómo es la vida de un médico en pandemia de coronavirus.

Juan Caripidis señaló que  en Venezuela “esta es una situación inédita y el virus pasó por distintas facetas. Lo primero fue tratar de transmitirle a la población que no debíamos tener miedo porque paraliza, debíamos ocuparnos de la situación”.

“Deberíamos promover como la forma más efectiva de tratar de mantenernos libres de la enfermedad, todas las medidas de distanciamiento social de las cuales se habló, el uso del tapa boca y el aseo constante de las manos así como permanecer en áreas que estuvieran aireadas”, detalló.

En entrevista con nuestro director Juan Ernesto Páez-Pumar por @2001on line, Caripidis  precisó que “nuestra labor es decirles que no tengamos miedo, que  no bajemos la guardia, que mantengamos las medidas de distanciamiento social, las medidas de protección con nuestra mascarilla y los protectores faciales”.

Destacó que “lo segundo es que empezamos a ejercer una medicina telemática y el problema es que no podemos tocar ni observar al paciente. Las consultas fueron sustituidas por las no presenciales que  pudiesen aumentar el error diagnóstico”.

Regulaciones

Advirtió que la gente está atemorizada y no quiere acudir a los centros de salud, por lo que hay una menor probabilidad de hacer chequeos rutinarios. “Existen enfermedades que ameritan la presencia del paciente. Por ejemplo un paciente que es portador de cáncer o diabetes no puede diferir este tipo de consultas”.

Caripidis comentó que lo que puede ocurrir es que a la larga las principales consecuencias del coronavirus es que no se pudo hacer medicina preventiva y algunas enfermedades se pueden complicar por falta de atención médica, y “empezaremos a ver trastornos de ansiedad, de estrés, depresivos por todo lo que conllevó el coronavirus como tal”.

Comentó que en la universidad a los médicos les enseñan que el miedo paraliza, “no nos deja pensar, actuar ni usar  nuestra inventiva. Prefiero ocuparme más de la situación que murmurar una preocupación”.

“Lo que hacemos la mayoría de los médicos es que cuando un paciente acude a la consulta nos ponemos nuestro equipo de protección, es decir, la mascarilla T95, protector facial, aseo constante de las manos y constantemente se limpia con alcohol al 70% la estancia donde se ve a los pacientes”, afirmó.

Doctores 2.0

El obstetra Juan Caripidis atiende consultas on line. “En un primer momento ejercí la medicina de forma individual en mi consulta y manejaba todas las llamadas de Whatsapp, correo electrónico y una vez que aparecieron también el Twitter y el Instagram, doy consultas a través de estas redes sociales”.

“De un año para acá trabajo con dos personas y nos turnamos un poquito, tratamos de estar las 24 horas del día, los  7 días de la semana, los 365 días del año y damos la cara por nuestros pacientes. Si me siguen en Instagram se darán cuenta que la plataforma es un medio de comunicación con muchos venezolanos que están en la diáspora”, aseveró.

Comentó que a los compatriotas que están en países como Ecuador, Perú, Chile y Colombia, les cuesta mucho contar con un servicio de salud porque no tienen un seguro o porque les pasa como acá, la sanidad pública está colapsada y atiborrada por casos de COVID-19, lo que impide que sean atendidos.

“En la medida de lo posible tratamos de ser una ventana a través del Instagram para la solución de sus problemas y poder decir si el síntoma que refieren amerita o no tener que acudir a una consulta presencial”, explicó.

Acotó que algo que empezó de manera altruista, “hoy me permitió llegar a más de 100 mil seguidores, que expresan ‘si le escribes a este doctor él te contesta’. En el Instragarm hablamos de los temas más frecuentes y de qué hacer en las distintas situaciones, lo que permite que esto sea una ventana informativa para las personas que están fuera de nuestras fronteras”.

Diáspora

El gremio médico está afectado por el talento joven que se fue a otras latidudes. El doctor Caripidis señaló que “los médicos que hacemos vida en el país estamos saturados de trabajo porque el porcentaje de pacientes se distribuía de forma más equitativa mientras más médicos había en el país”.

Destacó que hoyen día promociones enteras de médicos graduados salieron del país a hacer sus especializaciones y “eso va en detrimento de la atención. Por ejemplo en la Maternidad Concepción palacios se pasó de formar siete neonatólogos por año a declarar el concurso desierto por falta de aspirantes. Por eso entramos en carestías importantes en nefrología infantil, neurología infantil e inmunología”.

“Nos quedamos los más viejos para soportar la carga. En la institución donde trabajo el promedio de edad del gremio médico que atiende está cercano a los 62 o 63 años. Aunque nuestra expectativa de vida creció, son personas que ya transitaron su vida útil y que en cualquier momento entrarán en declive”, aseguró el galeno.

Enfatizó que “la diáspora lo que hizo es que mucho de lo que debería ser nuestra generación de relevo ejerza fuera de nuestras fronteras”.

Con respecto a la situación de la maternidad en el país, Juan Caripidis  indicó que “tenemos que hacer un mea culpa como sociedad porque menospreciamos la formación de nuestros niños y adolescentes, la sexualidad aún es un tema tabú. Debemos volver a la medicina preventiva y social”.

Visita nuestra sección Nacionales

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,487FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
9,240SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM