domingo, febrero 28, 2021

Carla Astorga: La pandemia generó cambios en la vida familiar

Zulay Camacaro F | @ZulayCamacaroF

La integrante de la Federación de Psicólogos de Venezuela, Claudia Astorga, señaló que no solo el coronavirus afecta a los venezolanos, sino todas las circunstancias “es un tema importante y por eso la Federación de Psicólogos en conjunto con los colegios de psicólogos desarrolló varios programas”.

Indicó que el programa de Psicólogos Voluntarios cuenta con 200 profesionales venezolanos que brindan su tiempo y formación para dar apoyo psicoemocional a personas de distintas edades, para que tengan recursos para afrontar la adversidad.

En entrevista con nuestro director, Juan Ernesto Páez-Pumar, en un IG Live por @2001on line, Astorga precisó que “el programa se fortaleció a raíz de que con la pandemia esta situación de estrés se multiplicó y brindamos ese apoyo a la población. Es de terapia breve”.

Destacó otros dos programas, “Lapsi o línea de atención de emergencia psicológica, es gratuita y está a disposición de la población de viernes a miércoles, atendida por psicólogos de alta formación. Absolutamente confidencial para personas que se sientan desesperadas en algún momento y puedan hablar con alguien que le brinde orientación”.

El tercer programa es un Servicio de Orientación Psicológica, con la tarifa de atención más módica en Venezuela y se ofrece en la Federación de Psicólogos.

“Lo que más conseguimos en las consultas en Psicólogos Voluntarios y en la línea de atención psicológica es que la gente llama por crisis de ansiedad o miedo contenido de qué es lo que pasará”, aseguró.

Astorga explicó que luego aparece la depresión como el síntoma más importante, hay trastornos del sueño asociados a la preocupación por la posibilidad de enfermarse y múltiples razones de duelo como el migratorio por no compartir con la familia.

Los seres humanos tienen recursos para crecer en la adversidad y salir fortalecidos con un aprendizaje, es resilencia, según la experta.

Astorga señaló, que entre otras cosas, que lo que más preocupa al venezolano, es el malestar que significa el cambio de hábito, de roles, la condición de la vida ya no es la misma, la incertidumbre de cuánto tiempo durará y cómo será después que termine. “Luego viene el miedo a enfermarse o las personas cercanas”.

Buscan ayuda

“En todas las consultas psicológicas quien va primero es la mujer. Esto se ve en las consultas privadas y ya antes de la pandemia las mujeres van más frecuentemente a un psicólogo”.

Acotó que las mujeres tienen un contacto distinto con lo emocional, el reconocimiento de lo que sucede y la conciencia de que debe hacer algo.

“Hay menos negación en el hombre. Eso se modificó, hace 20 años no era este 30% que va a consulta psicológica, seguramente iba un 2%. Varió en favor de que los hombres también reconocen su malestar y buscan en sí mismos la respuesta”, precisó la psicóloga.

Comentó que las mujeres tienen conciencia de su rol en la familia, identifican cuando alguien se siente mal y muchas consultan por sí mismas, por el esposo que está afectado y no busca ayuda, o por los hijos que tienen problemas. “El contacto emocional y la búsqueda de ayuda es distinto a como normalmente se manejó en los hombres”.

Con respecto al tratamiento, señaló que habría que tratar que todo el peso de la fortaleza recayera en una sola persona de la familia que empujara a todos a buscar ayuda. “De hecho en las intervenciones con los psicólogos se invita a los miembros que puedan presentar problemas que se incorporen a la consulta como parte de las estrategias, sobre todo a nivel presencial”.

“El programa de Psicólogos Voluntarios es una intervención psicológica breve, concebida para que la persona focalice un problema en particular y haga lo propio para buscar los recursos y resolverlo”, aclaró.

El 50% de las personas que estuvieron en el programa ya no requieren más consulta psicológica porque descubrieron cómo pueden hacer cambios en la vida para el problema en particular que consultaron.

“Solo con que una persona haga cambios importantes en el grupo de impacto, el grupo se modifica, mejora y superan las cosas. Siempre invito a los hombres a que busquen ayuda porque sufre mucho quien cree que tiene que ser Superman, cuando somos humanos”, dijo.

Herramientas

Astorga aseveró que “un miembro de la familia que busque ayuda psicológica puede recibir herramientas para generar cambios. “Lo que ocurre es que cuando hay conflictos familiares, todos participan del conflicto de alguna forma, es como si se estableciera una dinámica”.

Añadió que “el cambio es posible solo cuando nos damos cuenta de qué forma podemos hacer para que la situación mejore. Para hacer posible el cambio hay que darse cuenta, identificar los recursos, desarrollar una estrategia y hacer un trabajo consciente de ver objetivos”.

Rutinas

El cambio de hábitos o rutinas tuvo consecuencias para las relaciones de pareja, en la crisis algunas parejas se fortalecen, aunque por otro lado, en pandemia aumentaron los divorcios. Las dos cosas suceden.

El cambio de hábito permite conocer al otro como no se le conoce normalmente. “El confinamiento obligó a vivir mucho tiempo con una persona que quizás ya no se conocía, hay parejas que entraron en conflicto debido a la pandemia, otras se encontraron y acoplaron mejor”, dijo.

Precisó que “es muy difícil que las personas que están involucradas tengan un punto de objetividad y el especialista le permite ver las cosas desde otra óptica. Hay veces que las parejas están tan deterioradas que del conflicto lo que resulta es la separación”.

Sigue informado visitando la sección Nacionales

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,385FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,940SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM