miércoles, abril 14, 2021

Médicos venezolanos celebran su día con la incertidumbre de cuándo serán vacunados

A casi un año del decreto de cuarentena nacional por parte de Nicolás Maduro, como resultado de casos de COVID-19 en Venezuela, el sector salud sufre el impacto de la pandemia. 

El ministro de Comunicación e Información, Freddy Ñáñez, informó que, en el día 359 de la pandemia en el país, hay 547 casos positivos de coronavirus. De los cuales, 532 son de transmisión comunitaria y 15 «importados».

Venezuela ha detectado 143.321 casos de COVID-19, 94 % de ese número (135.389) se han recuperado de la enfermedad y 1.399 han fallecido. Actualmente, el país tiene 6.533 casos activos, explicó Náñez

Además, expresó que el día 9 de marzo, fallecieron ocho personas por coronavirus. «Una mujer de 84 años y un hombre de 66 años del estado Apure. Dos mujeres de 71 y 77 años de Nueva. Esparta. Dos hombres de 69 y 76 años de Yaracuy. Un hombre de 53 años de Anzoátegui y una mujer de 70 años de Aragua», escribió en su cuenta de Twitter.

Llegó la «cepa brasileña»: mala noticia para el sector salud

En días pasados, se anunció que ya había llegado la variante de COVID-19 conocida como la «cepa brasileña» a tierras venezolanas. Según el informe oficial, 10 casos positivos de la nueva cepa se registraron el pasado 6 de marzo.

Esta confirmación complica aún más el panorama de los hospitales, clínicas y demás recintos que prestan servicios de atención médica y hospitalización. Basados en explicaciones de infectólogos que estudian la evolución del virus, afirman que esta cepa es más efectiva al momento de transmitirse.

«Los niveles de contagio son más altos y con más rapidez«, destacó José Marcano, infectólogo consultado por el Diario 2001.

Asimismo, estudios realizados en Brasil, donde se originó la variante, descubrieron que el virus tiene una carga viral hasta 10 veces mayor.

Incumplimiento de cuarentena: razón principal del aumento de casos

Los especialistas en la materia de la salud manifestaron abiertamente que la cantidad de casos de COVID iban a aumentar, exponencialmente, debido a la flexibilización permitida en el mes de diciembre.

Aunado a esto, al volver al sistema de 7+7 en enero, las semanas de cuarentena radical no se cumplieron a cabalidad. Además, se permitió que los venezolanos disfrutaran de Carnaval con semanas «flexibles», en las que el uso del tapaboca y el distanciamiento social estuvo ausente.

«No es coincidencia que después de los carnavales se diagnostiquen casos en el país«, argumentó Marcano.

«Las personas no usan el tapaboca bien, como hecho principal. Luego encuentras aglomeraciones en el transporte público, en el Metro de Caracas o reuniones de gran magnitud en sectores populares. ¿Cómo se detiene la propagación del virus?«, refirió el médico internista, Jesús Briceño.

Por otra parte, expresó su desacuerdo con la flexibilización que se llevará a cabo en Semana Santa. «Ya tenemos casos de cepa brasileña en el país. Las clínicas están abarrotadas, los hospitales también. Es inadmisible que permitan la movilización de personas con tanta libertad como lo harán en Semana Santa«.

Sin fecha exacta para ser vacunados

Semanas atrás, el presidente Maduro comunicó que Venezuela empezaría a vacunar con la Sputnik V. Dentro del plan inicial, estaba vacunar a personas de riesgo, personal sanitario y cuerpos policiales. Sin embargo, esto fue alterado al anunciar que los profesores del país deben vacunarse para poder dar comienzo a las clases presenciales.

A raíz de esto, el personal sanitario ha ido corriendo la fecha en las que serán vacunados, al punto de estar sin conocimiento de un día exacto.

«Los lotes que llegaron son muy pocos, no alcanzan para el personal sanitario ni para las personas en edades de riesgo. Mucho menos si le agregas a los docentes del país. Pero nosotros no podemos dejar de trabajar y seguimos arriesgando nuestras vidas, diariamente«, comentó Eduard González, cardiólogo.

Asimismo, tampoco se les ha informado, con certeza, si llegarán al país diversos implementos que son necesarios para tratar a un paciente con COVID-19.

«Las clínicas se están quedando sin oxígeno. En los hospitales te mandan a comprarlo y los precios ascienden los mil dólares. Esto se debe a que hay escasez del material en Venezuela y a que no se sabe cuándo llegará un lote para surtir tanto a centros de salud privados como a los públicos», finalizó González.

En otras declaraciones, José Álvarez, cardiólogo, explicó que surge un nuevo miedo con la llegada de la cepa brasileña al país. «No ha sido demostrado que la vacuna rusa, Sputnik V, resista la carga viral de la cepa de Brasil. Si no la resiste, habremos retrocedido en la lucha de Venezuela contra el COVID-19«.

354 fallecidos por COVID-19 en el personal de salud

Según las cifras publicadas por la ONG Médicos Unidos de Venezuela el 8 de marzo, la cifra de fallecidos en el personal de la salud llegó a 354. Este número incluye a los cinco trabajadores del sector que murieron el día que se presentó dicho número.

El estado que más ha sido afectado por el COVID-19, en lo que a muertes de personal médico se refiere, es Zulia. Actualmente, cuenta con 80 fallecidos, de los cuales 65 han sido doctores, 13 enfermeras y dos son publicados como «otros».

Le sigue Distrito Capital, con 32 decesos. El estado que posee menor cantidad de personal sanitario fallecidos es Delta Amacuro, con dos.

Asimismo, desde la ONG piden que el personal de salud sea vacunado lo más pronto posible para evitar más muertes.

Por otro lado, detallan que, de los países que ya han iniciado su proceso de vacunación, la nación con menor porcentaje de vacunados es Brasil con 4,4 %. Sin embargo, Venezuela no llega a 1 % de población vacunada y está a la puerta de una gran segunda ola de casos de COVID-19.

Gerardo Díaz | @gdiaz_33

Visita nuestra sección Nacionales.

Para mantenerte informado y no perderte ninguna de las actualizaciones diarias de noticias, sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,491FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,270SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM