miércoles, febrero 24, 2021
Zona 3D Bienestar Decidirse por la serenidad para enfrentar la tormenta

Decidirse por la serenidad para enfrentar la tormenta

-

“Como es adentro es afuera”, dice un viejo axioma proveniente de un antiguo libro de sabiduría hermética. Y es que lo que acontece en nuestro interior puede perturbar la paz o alterar la percepción de lo que pasa en nuestro entorno. No en vano se dice -en psicología y hasta en tendencias new age-, que los verdaderos cambios en la vida comienzan desde nuestro interior. Probablemente la vida moderna haya restado importancia al poder que tiene la paz o sosiego interno. Pero esta sale a flote cuando lo externo nos abruma al punto de mover nuestro equilibrio.

Sí, las relaciones complicadas, el estrés del trabajo, las crisis económicas y las tensiones políticas son factores externos capaces de sacarnos de balance y contribuir con la diminución de nuestras defensas. ¿Conclusión? Viene el pase de factura del cuerpo: la tensión sube, los problemas cardíacos aparecen, nuestros nervios se descontrolan y el sistema colapsa. ¿Y todo por qué? Pues porque no se tiene un soporte del cual echar mano cuando los primeros síntomas del desplome se presentan.

Serenidad, el arma del guerrero

La serenidad -una virtud menospreciada en tiempos modernos- era, en la época de los samuráis, el poder más ansiado por los guerreros, ya que es desde esa calma (que nada tiene que ver con pasividad), desde la cual se puede leer el contexto que nos permitirá saber cuándo movemos y dónde fijar los objetivos en el largo plazo.

Es por eso que calmar los monstruos internos es tan importante, pues si bien la mente puede ser nuestra mejor aliada, también puede ser nuestra peor pesadilla. Para ello hay que conseguir situarse por encima de las preocupaciones para no ceder a sus engaños que nos confunden y neutralizan. Y mejor, cuando logramos vencer estos demonios, será más sencillo restarle poder a cualquier tormenta externa que se presente.

Pasito a pasito, suave, suavecito

Los expertos aseguran que las persona con herramienta internas -léase creencias religiosas, pautas espirituales o simplemente resilientes por naturaleza-, son más capaces de resistir a los embates o altibajos de lo que corrientemente llamamos infortunio. Esto se debe principalmente a que la fe, la esperanza o hasta la certeza de que todo “pasará”, los hacen, si bien, no inmunes, si fuertes a las trampas de la mente.

¿Pero cómo conservar la fe o la serenidad interior cuando todo parece caerse a pedazos a nuestros alrededor? Si bien no hay una sola respuesta para ello y tampoco hay fórmulas mágicas, si existen pautas básicas a seguir.

Elegir lo positivo por encima de lo negativo. Esto no quiere decir que se abandone a la negación. La realidad está allí, y cuando es ruda, usted puede decidir -de manera consciente-, verla como una oportunidad de transformarse y encontrar el potencial de fortalecimiento que hay en ella. En esto se basa aquello de ver el “vaso medio lleno, en lugar de medio vacío”. Es también privilegiar los pensamientos positivos y restarle peso a los negativos.

Alejarse de los pesimistas. Pesimistas, quejumbrosos, fatalistas son personas que buscan atención regodeándose en lo negativo: noticias, situaciones, tragedias, etc. En el fondo son vampiros energéticos que se nutren de la angustia que pueden generar en otros. Cuando pueda detectarlos, huya en sentido contrario, y cuando no pueda –por razones sociales o de espacio físico-, practique la herramienta poderosa del Ho Oponopono: limpie repitiendo mentalmente la palabra gracias, mientras sonríe y lo escucha, sin dejar que su veneno penetre en su sistema.

Visualización creativa. Estudios muy reputados aseguran que la visualización en positivo es una poderosa herramienta para superar la angustia e incertidumbre. Esta técnica consiste en recrear en la mente un momento del pasado o crear una situación ideal y disfrutar de cada sensación que ella genere y hacer de esa sensación un estandarte, una fuente de poder, un cargador energético.

Actuar como sí. Eduard de Bono en “Sombreros para pesar”, habla de esta técnica y es muy simple, aunque puede sonar muy loca. Consiste en vivir el estado que se desea tener en el ahora. Es decir, si quiere ser feliz, actuar ese mood, sin importar qué. Actuar como sí impulsa a la acción, por lo que no tendrá tiempo para quejarse de sus desgracias o revolcarse en sus miserias ya que tendrá que ocuparse de mantenerse feliz. Es como si instalara en la computadora de su vida un programa que desinstala el molesto software de la tristeza. Ojo. No es fácil, y necesita mucha práctica y sobre todo consciencia. Como verá, no son recomendaciones mágicas, pues todo requiere trabajo y consciencia, pero en todo caso, esa calma que usted necesita para trascender las tormentas que vive, bien lo valen. ¿No lo cree?

Síguenos

20,797,241FansMe gusta
6,646,598SeguidoresSeguir
58,475,452SeguidoresSeguir
4,988,426SuscriptoresSuscribirte

Instagram

Lo más visto

Fallece de hipotermia una venezolana que intentaba llegar a EEUU

Elementos de Grupos Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) en Piedras Negras, Coahuila; recuperaron el cuerpo de una mujer de nacionalidad...

Italia permitirá inocular dosis de AstraZeneca a personas de hasta 65 años

La Comisión Técnico-Científica de la Agencia Italiana de Medicamentos (Aifa) ha considerado este miércoles que se puede administrar sin riesgos la vacuna...

«Modo borracho»: una patente para evitar vergüenzas por celulares

Periodista: Argenis Deliz F. La compañía Gree Electric está desarrollando una patente para teléfonos móviles llamada “método interactivo y...

Macron defiende una mayor inversión para proteger hospitales de ciberataques

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este jueves que Francia invertirá 1.000 millones de euros para acelerar su estrategia de defensa contra...

Venezuela recuerda el «Viernes negro» como una abrupta devaluación del bolívar

En Venezuela el día viernes 18 de febrero de 1983, conocido como el "Viernes Negro"; el bolívar sufrió una abrupta devaluación frente...