miércoles, abril 21, 2021
Zona 3D Salud Comer rápido es dañino y engorda

Comer rápido es dañino y engorda

-

Si comes rápido y masticas poco los alimentos ingeridos, debes saber que estás cometiendo un error, porque esto hace que la persona engorde; por lo tanto, es fundamental que haga de la hora de la comida un hábito saludable.

Especialistas han señalado que engullir, masticar poco y rápido genera trastornos en la salud, y con mayor incidencia en el peso.

¡Es malo!

Comer rápido y no masticar correctamente los alimentos es malo porque:

1. La comida llega al estómago en trozos grandes, evitando una correcta digestión, y además, causando distención abdominal, flatulencias y pesadez.

2. Empeora la digestión. Si no se mastica bien lo que se come, el estómago se ve obligado a gastar más energía y a producir más jugos gástricos para digerir los alimentos.

3. No se llega a sentir saciada el hambre, debido a que el cerebro segrega una hormona que indica cuando es suficiente y debemos parar; sin embargo, cuando se come tan rápido, este proceso no se cumple y por tanto el estómago no le envía señales al cerebro de que se está llenando y debe dejar de comer.

4. Empeora las defensas, pues el masticar bien estimula una célula que puede aumentar la protección contra infecciones bacterianas y hongos en la boca.

Te puede interesar: https://2001online.com/zona3d/tomate-de-arbol-un-fruto-con-muchos-beneficios/

Más rapidez, menos salud

Los expertos señalan que las personas que comen rápido suelen tener un índice de masa corporal más elevado, e incluso corren el riesgo de padecer obesidad, enfermedades cardiovasculares, renales, diabetes tipo 2 y hasta problemas de circulación en las piernas.

Recomendaciones

– Ingerir los alimentos sin prisa.

– Masticar correctamente cada bocado, exactamente hasta que hayan perdido su textura.

¿Cómo masticar?

Comer despacio es vital para la salud porque de esta manera se le proporciona al cerebro el tiempo suficiente para que envíe las señales adecuadas, de modo que el organismo entienda que debe prepararse para digerir los alimentos. Partiendo de ello, debes saber que masticar despacio y durante varias veces genera de manera correcta el proceso de digestión, pues le trasmite al cerebro y al páncreas las señales correctas para que se dé el proceso digestivo.

Además, una buena masticación relaja el estómago y facilita el paso de los alimentos hacia el intestino delgado.

En conclusión, conviene masticar hasta que se licúe el bocado y el alimento haya perdido su textura. Lo más sano, según la mayoría de estudios, es masticar hasta 40 veces, no solo para mejorar la digestión, sino también para perder peso; pues se ha demostrado que masticar unas 30 veces cada bocado, en lugar de hacerlo solo 10 o 15, tomas hasta un 10% menos de calorías.

2021-03-04

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

[adinserter block="1"]

Síguenos

20,974,300FansMe gusta
6,646,598SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
4,988,426SuscriptoresSuscribirte

Instagram

Lo más visto

Nuevo tiroteo entre bandas sorprende a vecinos de La Vega

En al menos seis días se han registrado enfrentamientos entre bandas en el sector El Carmen de La Vega, municipio Libertador de...

Daddy Yankee y Marc Anthony se unen en concierto virtual «Una Noche»

El puertorriqueño Daddy Yankee, autodenominado "El jefe" del reguetón, se unirá al salsero Marc Anthony como invitado especial en su primer y...

Ley sobre expulsión de indocumentados desespera a migrantes venezolanos en Chile

Desorientados y preocupados, miles de extranjeros intentaban regularizar su estatus migratorio en Chile tras la promulgación de una nueva ley, que según...

Joven de 18 años es asesinada por su novio de un disparo en la cabeza

La pareja sostenía una relación sentimental desde hace cuatro años. La familia aún se pregunta qué fue lo que pasó

Chepa Candela: ¿Será «verdura» que ahora si se casa Chiquinquirá Delgado?

¡¡Goood morning por la “matina”!!…y una vez más, ¡heme aquí!... Fajada como las buenas para llevarles, como siempre,  la tan esperada ración chismográfica...