lunes, junio 14, 2021
Zona 3D Sexo Las fases del Sexo

Las fases del Sexo

-

Como si se tratara de una buena sinfonía, el sexo también tiene sus etapas o fases. Es cierto que cada persona reacciona y se comporto de forma muy distinta durante las relaciones sexuales. Hay quien jadea o grita, mientras que otros se mantienen en silencio, hay quien se mueve de forma más brusca, mientras que otros llevan a cabo movimientos más ligeros.

Sin embargo, a pesar de estas diferencias, la forma en la que el organismo responde durante la excitación y el acto sexual, ya sea con tu pareja de toda la vida como en un encuentro con una kinesiologa peruana, es el mismo. Experimentar y ver las fases del sexo se deben convertir en un tema de conversación.

Estas fases que forman parte del ciclo sexual son exactamente cuatro: la excitación, la meseta, el orgasmo y la resolución. Así los describieron Masters y Johnson en su libreo “Respuesta sexual humana” en 1966, tras muchos estudios realizados en humano. 

Estas cuatro etapas vienen determinadas por dos procesos fisiológicos fundamentales: la contracción de los músculos en los genitales y en todo el cuerpo, y el flujo de sangre a los vasos sanguíneos de una zona determinada.

A estas fases hay que añadir una previa propuesta por la Dra. Helen Singer Kaplan en 1979 y aceptada con posterioridad por todo el mundo científico referente al deseo sexual. 

Conocer las diferencias entre las distintas fases puede ayudar a comprender mejoras las reacciones de nuestro cuerpo, pero también el de nuestra pareja, algo que nos ayudará a intensificar la experiencia sexual. 

Cambios físicos en mujeres y hombres durante la respuesta sexual

¿Qué pasa en mi cuerpo durante el sexo? Mujeres y hombres experimentan a un ritmo diferente las cuatro fases del ciclo sexual, empezando por la duración. Mientras el ciclo completo en la mujer dura unos 15 minutos, por lo general, el hombre puede llegar al orgasmo de forma más rápida, entre 3 y 5 minutos. Por lo que no hay que obsesionarse en alcanzar el orgasmo al mismo tiempo.

Veamos a continuación los cambios físicos que se producen en cada fase.

Fase 1: Excitación

Es la fase inicial que tiene lugar como respuesta a la estimulación sexual, ya sea física o psicológica (pensamientos eróticos o fantasías sexuales).

En el hombre comienza la erección, se elevan los testículos y aumenta la tensión en el escroto. Aumenta el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, así como la rigidez de la erección. Los pezones pueden ponerse erectos. 

En la mujer se dilata la parte superior de la vagina, y aumenta el tamaño del clítoris, iniciándose la lubricación vaginal.

Fase 2: Meseta

Es el período entre la excitación inicial hasta el punto del orgasmo.

El pene alcanza su nivel máximo de erección mientras que los testículos alcanzan su máxima elevación y aumentan de tamaño. Puede aparecer fluido previo a la eyaculación y rubor sexual. 

El clítoris de la mujer se vuelve muy sensible y las paredes vaginales se contraen, formándose la plataforma orgásmica. Los labios menores se oscurecen y aumenta el tamaño del útero. Durante esta fase se producen contracciones involuntarias del recto, algo que en ocasiones es aprovechado por los hombres como técnica de estimulación.

Mientras la respiración puede hacerse más superficial y rápida, la agudeza visual y auditiva se ven disminuidas. Disfrutar del sexo en Quito, notar la respiración de tu pareja es un éxtasis que te acompañará en tu viaje sexual.

Fase 3: Orgasmo

El clímax del ciclo sexual apenas dura unos segundos. Definida como una “descarga explosiva de tensión neuromuscular”, es el momento más placentero. 

El pene experimenta contracciones que provocan la eyaculación por las contracciones, a su vez, de la uretra y de los músculos pélvicos. Ritmo cardíaco, presión sanguínea y ritmo respiratorio al máximo.

Durante esta fase se puede producir una pérdida del control voluntario muscular, espasmos o incluso calambres en los músculos de la cara, las manos y los pies.

En la mujer, se producen contracciones rítmicas de la vagina a intervalos de 0,8 segundos entre 5 y 12 veces. El útero se contrae al mismo ritmo de las contracciones vaginales.

Fase 4: Resolución

En la última fase del ciclo sexual el cuerpo regresa lentamente a su nivel de funcionamiento normal. Las partes que se hinchan o que tuvieron erección vuelven a su tamaño y a su color previos.

El pene pierde la mayor parte de la erección, el escroto se afloja y los testículos vuelven a su tamaño y posición habitual.

Por su parte, el clítoris regresa a su posición normal pasados unos cinco a diez minutos después del orgasmo y los labios vaginales vuelven a su grosor, posición y color normales. Al igual que los pezones, que lo hacen más lentamente.

A diferencia del hombre, la mujer puede volver a experimentar en seguida otro orgasmo en un periodo corto o multiorgasmos.

Ahora que ya conoces los rasgos principales de cada fase, utiliza esta información para disfrutar de ese baile de sensaciones durante tu próximo encuentro sexual. 

Nota de Prensa

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

Síguenos

20,880,853FansMe gusta
6,646,598SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
4,988,426SuscriptoresSuscribirte

Instagram

Lo más visto

Contagios globales bajan por séptima semana consecutiva pero aumentan en África

Los contagios globales por COVID-19 bajaron por séptima semana consecutiva, lo que supone el mayor periodo a la baja desde el comienzo...

Más de 1,4 millones de paraguayos se registran para vacunarse contra el COVID-19

Paraguay habilitó la tarde del domingo el registro de vacunación para todos los ciudadanos mayores de 18 años y este lunes; en...

Presidente de Zambia se desmaya durante un evento militar (+Vídeo)

El presidente de Zambia, Edgar Lungu, se desmayó el pasado domingo durante una ceremonia oficial anual con motivo del Día de las...

Increíble imagen de una gimnasta «sin cabeza» sorprende en las redes sociales

La imagen de la gimnasta israelí Linoy Ashram se ha hecho viral: en la foto, la deportista aparece 'decapitada' y ha llamado la atención...

¿Cómo practicar la alimentación consciente?

Mantener buenos hábitos alimenticios favorece el bienestar físico y mental