jueves, febrero 25, 2021

Régimen bielorruso registra casas y oficinas de periodistas y activistas

El régimen bielorruso registró este martes casas y oficinas de más de una veintena de defensores de derechos humanos y periodistas. Tanto en Minsk como en otras ciudades del país, informó la Asociación de Periodistas de Bielorrusia (BAJ).

«Los registros se efectuaron en el marco de un antiguo caso sobre disturbios masivos», dijo Boris Goretski, presidente adjunto de la BAJ. Una de las personas cuyo hogar registraron este martes.

Goretski precisó que ni los activistas ni los periodistas recibieron hasta ahora acusación alguna. Y no figuran en el mencionado caso ni como testigos, ni como imputados.

Al menos, 25 defensores de derechos humanos, la mayoría vinculados con la Asociación de Periodistas de Bielorrusia (BAJ) y el Centro de Derechos Humanos Vesná, han sido detenidos o registrados este martes, indicó a su vez Vesná en un comunicado.

Varias oficinas han sido registradas, tanto en Minsk como en toda Bielorrusia, incluidas las instalaciones de Vesná en la capital.

Como consecuencia de la operación, llevada a cabo por agentes antidisturbios y de la Dirección Principal del Ministerio del Interior para la Lucha contra el Crimen Organizado y la Corrupción (GUBAZIK) y, quedaron detenidos «varios activistas».

Entre ellos se encontraban el líder de BAJ, Andréi Bastunets, y el activista de Vesná Dmitri Soloviov.

Los policías registraron sus domicilios y se incautaron de equipos informáticos y documentos.

«Se llevaron de entre diez y decenas de artículos de casa de cada uno. Pero principalmente les interesaban los equipos informáticos», señaló Goretski.

El Comité de Investigación de Bielorrusia indicó en su cuenta de Telegram que, «como parte de una investigación preliminar para establecer las circunstancias del financiamiento de las actividades de protesta, se iniciaron registros en organizaciones que se posicionan como defensores de derechos humanos».

Los culpan por las protestas

El régimen se refiere a las multitudinarias protestas antigubernamentales que se suceden desde hace seis meses a raíz de las elecciones presidenciales de agosto pasado para exigir la dimisión del presidente, Alexandr Lukashenko, al que acusan de haber obtenido su sexto mandato de manera fraudulenta.

Según defensores de derechos humanos, en las manifestaciones contra Lukashenko detuvieron a unos 400 periodistas, y al menos diez de ellos continúan entre rejas.

Amnistía Internacional condenó este martes la nueva «ola de represiones» contra la sociedad civil y la prensa bielorrusa. Calificó los registros de intento de «acabar con los medios y las organizaciones de derechos independientes».

«Desde el año pasado somos testigos de una chocante ilegalidad sin precedentes por parte del régimen, pese a las críticas y la inquietud internacional», dijo la ONG en un comunicado.

EFE

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,361FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,910SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM