sábado, mayo 15, 2021

Unión Europea expresa su preocupación por la crisis política en Georgia

EFE

El presidente de la Unión Europea, Charles Michel, expresó su preocupación por la crisis política en Georgia provocada por el arresto el pasado 23 de febrero del líder opositor Nikanor Melia, y llamó a todas la partes involucradas en ella a trabajar para superarla.

«La Unión Europea (UE) llama todas las partes de la crisis política interna a trabajar intensamente a fin de neutralizarla«, dijo Michel en una rueda de prensa conjunta con la presidenta georgiana, Salomé Zurabishvili.

Subrayó que su visita a Georgia es un «mensaje de amistad» y que tiene como trasfondo una crisis política, que «preocupa mucho» a la UE y a él personalmente.

«La UE quiere estar junto a Georgia, defendiendo su soberanía e integridad territorial, respaldando sus reformas y asistiéndola en la lucha contra la pandemia del coronavirus«, dijo Michel.

Por su parte, la presidenta georgiana destacó que la visita de Michel a Tiflis es una «señal de que la Unión Europea no se ha ido a ninguna parte» y que para el bloque comunitario «es más importante que nunca que Georgia continúe por su senda europea y democrática».

«La Unión Europea quiere de nosotros más estabilidad, más democracia y más desarrollo económico«, subrayó Zurabishvili.

Tras la conversaciones con la mandataria, Michel mantendrá reuniones con el primer ministro georgiano, Irakli Garibashvili, el presidente del Parlamento, Archil Talakvadze, y dirigentes de la oposición, a quienes -adelantó- hará un «llamamiento al diálogo y la responsabilidad».

El arresto de Melia, líder del mayor partido opositor, provocó la renuncia del anterior primer ministro, Gueorgui Gajaria, que expresó su desacuerdo con la medida judicial, así como protestas callejeras de la oposición.

De ser declarado culpable, el político podría ser condenado a hasta nueve años de prisión.

El opositor, de 41 años, elegido diputado en las parlamentarias de octubre pasado, fue privado de su inmunidad como legislado a petición de la Fiscalía General de Georgia, que lo acusa de organizar los disturbios que tuvieron lugar en Tiflis en junio de 2019 y dejaron decenas de heridos.

Melia, al igual que todos los diputados de esta formación y de otros partidos de la oposición, boicotea las labores del Parlamento por considerar fraudulentas las elecciones legislativas de octubre pasado.

En esos comicios Sueño Georgiano, el partido gobernante, obtuvo 90 de los 150 escaños que conforman el Parlamento.

De los 60 diputados elegidos por las formaciones opositoras, solo seis se han incorporado a las tareas del Legislativo, mientras que los 54 restantes participan en el boicot.

La agenda del presidente del Consejo Europeo incluye una visita a la frontera administrativa con la región separatista de Osetia del Sur, que Georgia perdió en la guerra con Rusia de agosto de 2008 y que Moscú reconoce como Estado independiente. 

2021-03-01

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,613FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,500SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM