sábado, junio 19, 2021

“Choros” se esconden en redes sociales y plataformas digitales

Johann Rangel | [email protected]

El robo de identidad se produce, por múltiples razones, una de ellas es para sustraer dinero de la víctima. En los últimos años, estos delitos ocurren en el mundo digital, es por ello que instituciones y expertos recomiendan acudir a las autoridades una vez que se detecta un caso.

La Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (Suscerte), institución perteneciente al Ministerio de Ciencia y Tecnología, comenta que “la conectividad y dependencia de las plataformas y servicios basados en redes ha aumentado considerablemente, con lo cual se incrementó la exposición de los ciudadanos, empresas comerciales y gobierno, a delitos y diferentes amenazas cibernéticas en plataformas digitales”.

El abogado criminalista Fermin Marmol García, director del Instituto de Ciencias Penales, Criminológicas y Criminalística de la Universidad Santa María, expresó que el robo, usurpación de la identidad “no es algo nuevo, la gente usurpaba identidades para traspasar controles policiales y militares, dentro sus países, o para alcanzar la frontera. Pero también en el devenir de la humanidad, este tipo de actividad se hace para sacar un provecho”.

Afirma que  con esta modalidad se busca “engañar, de sorprender la buena fe de otras personas, y obtener para sí mismos, o para otros algún provecho. El delincuente de habilidad requiere que su identidad esté a resguardo y que el anonimato se mantenga para evitar la persecución policial. No es nuevo, lo que ocurre es que se ha transformado, ahora es desde un punto de vista tecnológico”, afirma en exclusiva para el Diario 2001.

Van y vienen

En el pasado se forjaba la cédula de identidad, la acreditación de una persona, el pasaporte, títulos académicos, todos estos documentos en físico. Hoy en día, la usurpación de la identidad es tecnológico.

Entre las posibles razones para usurpar la identidad se encuentran motivos sexuales, dañar la reputación de la persona, “lo más común que es el daño patrimonial en los demás”, ello supone el uso de tecnología y de las plataformas digitales, dice el abogado. 

La característica del robo de identidad son los perfiles falsos en cualquier aplicación, porque todas las plataformas tecnológicas parten del principio de la buena fe.

Cuando se roba la identidad

Una persona que es víctima del robo de identidad, tiene que denunciar el hecho ante la plataforma donde ocurrió el hecho. “Tiene que divulgarlo para otras personas se sumen a la denuncia, eso es lo primero que se hace cuando se violenta la identidad. Si el usuario ve algo anómalo, notificarlo a los administradores de las plataformas digitales”, dice Mármol García.

Posteriormente, tiene que acudir a los órganos competentes cuando está comprobado el daño patrimonial, honor o la reputación.

Explicó que si el usuario quiere adquirir algo, donar algo o ayudar a otro, tiene que cerciorarse de quien es la persona natural o jurídica que recibirá la ayuda.

“En los hogares tiene que definir qué es la privacidad, los padres tiene que guiar para definir esa privacidad a las personas que están moldeando su conducta. Hay que explicar los riesgos”, explica el experto.

Actuación de organismos

En el año 2018, al Ministerio Público ingresaron 807 denuncias de acceso indebido a sistemas protegidos, mientras que en 2019 aumentó a 1.156 casos. En las investigaciones pertinentes a estos delitos indicaron que más de 3.000 correos electrónicos han sido vulnerados.

Recomiendan verificar datos de la persona con la que van a realizar las transacciones tanto económicas como de canjes.

Visita nuestra sección Nacionales

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,634FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,730SuscriptoresSuscribirte