martes, junio 15, 2021

¿Qué se espera del nuevo proceso de diálogo entre oficialismo y oposición?

El pasado 12 de mayo, Nicolás Maduro aseguró estar dispuesto a sentarse con Juan Guaidó como parte del diálogo propuesto por este último en su proyecto “Salvar a Venezuela”, que contempla negociaciones con distintos factores de poder.

En ocasiones previas, era el propio Maduro el que invitó a Guaidó a reunirse para entablar acuerdos en pro de los venezolanos, pero el entonces Presidente de la Asamblea Nacional no aceptó.

Sin embargo, el mandatario añadió que Guaidó “se quiere sentar conmigo, ¿qué les parece? Se quiere sentar conmigo Guaidó, ¿qué traerá en las manos? ¿Qué trampas traerá? Puede ser que esto sea una orden del norte”, dijo.

¿Qué se sabe de este nuevo diálogo?

Juan Guaidó subió a sus redes sociales un video en el que habla sobre un “acuerdo de salvación nacional”, en el cual participarán todos los actores de la oposición y los del oficialismo.

Dicha propuesta tiene como finalidad encontrar soluciones prontas para los problemas que afronta Venezuela como nación, principalmente la llegada de vacunas anticovid.

¿Es positivo este nuevo acercamiento?

El consultor y estratega político, David Rico  conversó con el Diario 2001 y apuntó que la intención de diálogo no debe sorprender ni asustar a los ciudadanos.

En política, la negociación es vital en todo proceso. Hay que rescatar esta intención y comunicar de manera acertada para que no se vea como un fracaso, sino un acercamiento para lograr nuevos objetivos”, señaló.

Por otra parte, Nicolás Maduro agregó en su alocución que él y su gabinete están dispuestos a conversar con toda la oposición donde sea, con quien sea y cuando quieran.

“Bueno, estoy de acuerdo, con la ayuda de la Unión Europea, del gobierno de Noruega, del Grupo de Contacto, cuando quieran, donde quieran y como quieran, listo para reunirme con toda la oposición”, enfatizó.

Fortalecer el camino democrático

Tanto Guaidó como Maduro se mantienen firmes en sus propuestas y esto puede augurar un acuerdo de elecciones libres, como lo solicita la comunidad internacional.

Este nuevo proceso de diálogo traería consigo establecer nuevos caminos de acercamientos democráticos. Las personas que critican esto están equivocados, los actores políticos siempre necesitan negociar para llegar a los acuerdos, más en la situación de nuestro país” aseguró Rico.

Además, el líder oficialista espera que con este proceso de diálogo se abandonen las prácticas violentas que, según él, propuso la oposición en estos años.

Para ver qué se saca de ahí, si se saca algo bueno y ellos abandonan el camino de la guerra, de la invasión, de los atentados, del golpe de Estado y vienen al camino electoral, aquí los esperamos en el camino electoral, aprobada la propuesta”, agregó.

Nuevas estrategias de comunicación para la oposición

La popularidad que supo ganar Juan Guaidó en 2019 ha decaído de manera drástica con el paso de los meses. De acuerdo a las palabras de Rico, esto se debió a una falla de comunicación del líder de la oposición con los venezolanos.

“Parte de reconstruir el camino y ser una opción fuerte, es cambiar las estrategias de comunicación. Guaidó y la oposición deben reconocer que no lograron los objetivos planteados: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres). Se fracasó en los objetivos planteados de Guaidó, hay que reconocerlo y cambiar la lucha.”, dijo.

Asimismo, mencionó que el país necesita que se le hable sin tapujos para no volver a crear una gran esperanza de cambio basada en propuestas muy amplias e inconclusas.

“La oposición debe concertarse con los ciudadanos. Debe volver a hablarle y conectarse emocionalmente, para que la gente entienda los pasos que se darán. Explicar que este proceso de negociación no es un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro, sino la búsqueda de una solución real para Venezuela”, señaló.

Con respecto a quién llega fortalecido a este proceso de conversación, Rico especificó que no se trata del más fuerte, sino de abandonar prácticas pasadas y lograr objetivos demarcados.
“Actualmente, no se puede hablar de si Guaidó es el débil y Maduro el fuerte, va más allá de eso. Es conducir las estrategias a nuevas prácticas, abandonar las protestas porque ya hemos visto los resultados y de qué lado está la GNB. Hay que buscar la salida democrática”, finalizó.

Gerardo Díaz | @gdiaz_33

Visita nuestra sección Nacionales.

Para mantenerte informado y no perderte ninguna de las actualizaciones diarias de noticias, sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online 

21,634FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,700SuscriptoresSuscribirte