sábado, abril 10, 2021

Reuben Morales: En el humor no vale todo, hay un límite

Theodoraskis Morales Flores | @theodoraskis

El humorista Reuben Morales, quien está radicado en Colombia, sostiene que la burla y el humor no van de la mano, pues considera que la primera forma parte del sarcasmo y no suele ser la causa principal de un comediante.

“No hacer leña del árbol caído”, dice al comparar las dos formas de hacer reír, que últimamente se están llevando a cabo en las redes sociales.

Morales tuvo una conversación con el director del Diario 2001, Juan Ernesto Páez-Pumar a través de la red social Instagram del medio de comunicación. Para él, la “intención es hacer reír no ofender. El humor es un acto de argumentación. Es un fenómeno cómico que ha sido mal utilizado. El comediante propone una teoría y hay que argumentar el por qué. El problema es cuando se emiten juicios de valores”.

“No todo lo que va asociado al acto de reír es humor”, asegura.

Sostiene que el humor depende del contexto. “Todo se puede decir, el problema es saber dónde decirlo y cómo hacerlo”.

No todo es válido

Con respecto a la controversia con los youtubers Jean Mary Curro y Alex Goncalves, quienes advirtieron sobre la supuesta estafa del animador Dave Capella, quien murió de COVID-19 y que estaba pidiendo una colaboración (40 mil dólares) para él, su padre y su madre, Morales cree que sus palabras no fueron con intención de chiste. “Ellos aseveraron algo y no presentaron pruebas al respecto y quedó como una opinión sin basamento”.

Confiesa que en las redes sociales “existe un ambiente de hipersensibilidad”. Revela que lo que se ve en las plataformas digitales va más allá del humor y es “una dinámica de consumo de contenido”.

Sostiene que en el humor no vale todo. “Vale cualquier tema, siempre y cuando tenga una justificación. Si optas por que se valga todo tienes que estar abierto a las consecuencias”.

Define a la sátira como la acción de hacer reír como sea y en ese aspecto la diferencia a la comedia y al humor. Se aleja de esa tendencia, la entiende, pero no la justifica.

Dice que no hay un decálogo para el humor, pero si da algunos detalles que el comediante debe saber tratar; como por ejemplo el tamaño de las personas, la raza, el credo. “Hay que tener límites si no te quieres meter en problemas”.

Morales es humorista y facilitador de comedia desde el año 2002 con experiencia en 16 países de 3 continentes. Da talleres para mejorar la comunicación de personas y empresas mediante el uso del humor.

Reuben Morales es un formador

Sus clases buscan que el tallerista exteriorice su simpatía. “Esto lo llevo a cabo siendo comediante, escritor, profesor de stand-up comedy, consultor y actor cómico”.

Es un estudioso del arte de hacer reír con humor inteligente y crítico. “Preferiblemente es mejor que te prepares. El comediante o el humorista debe ir más allá de esa primera idea que se le viene a la mente. El humorista debe ser más ingeniosos y saltarse los cliché”.

“La academia más formal ha ido entendiendo el pensamiento cómico, de la risa, de la salud y poco a poco todas estas formaciones se han dado e integrando a través de curso, diplomado o formaciones extracurriculares”, suelta Reuben Morales.

A los nuevos valores o artistas que buscan abrirse paso en el mundo de la comicidad les aconseja prepararse, estudiar una rutina “tratar de vaciar todo lo que tiene de un tema pensado”. Además, dice que debe haber un filtro y dejar lo más cómico para la rutina y probar sus ideas en lo que se llama micrófonos abierto, que se realizan en algunos lugares para darle oportunidad a los humoristas de probar sus chistes.

La lleva bien

Sobre su estadía en Colombia dice que lo ha llevado bien. “No estoy mal pegado en Colombia, me da mucha nostalgia algunas cosas que extraño de Venezuela, me he adaptado a Colombia, he trabajado para colombianos y he tenido buenos resultados, Venezuela más allá de ser un país o un sitio geográfico trae consigo lo del emigrantes y hay muchas personas que le gusta ese tema, además de los mismos venezolanos que llegan de Venezuela”.

Considera que el tema de Venezuela es un nicho de trabajo que acompaña a todo humorista nacido en la tierra de Simón Bolívar. “Sería tonto desatenderlo, pero también sería tonto no atender a los ciudadanos del nuevo país en el que uno se encuentra”.

“He sentido xenofobia y rechazo. A veces hay público que uno siente o intuye que dicen ‘hasta en este bar de comedia me encuentro a un venezolano’, pero en la medida en que tú le hagas entender o demuestres que vienes a aportar a la sociedad ellos te van a ver como un aliado”, revela.

Al ser consultado si tiene futuro como humorista en el país hermano, Reuben Morales asegura que quizás su aporte al país cafetero es como formador, guionista y en el área de los libretos. “Hacerme una carrera como humorista en Colombia lo veo cuesta arriba, no imposible, pero siento que quizás no es el camino más rápido de momento”.

Visita nuestra sección Nacionales

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,487FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
9,250SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM