miércoles, marzo 3, 2021

Azotes de carretera mataron a trabajador

Zulvyn Díaz

El sector La Lagunita de Filas de Mariche amaneció el miércoles con la noticia de la muerte de uno de sus habitantes, a manos de la delincuencia armada que cunde la zona.

La víctima Ruhf Jeinis Hernández Brazón, salió en la madrugada del Km 21, de la carretera Petare-Santa Lucía, para esperar algún tipo de transporte que lo acercara a su destino. 

La falta de unidades de transporte que cubra esa ruta, había forjado en la víctima y en varios de sus residentes, la costumbre de pedir colas a orillas de esa arteria vial.

Luego de esperar carro por al menos 30 minutos, un camión se detuvo y el hombre de 33 años de edad, se subió al vehículo de carga pesada, que se accidentó más adelante, en el km 21 de la misma vía.

Hernández Brazón y el conductor estaban revisando el camión, cuando un grupo de hombres armados se acercó y bajo amenaza de muerte les ordenó que entregaran sus pertenencias.

La víctima que se ganaba el pan de cada día recolectando materiales sólidos de desechos para alimentar a sus cuatro hijos menores, se negó a entregar un bolso que tenía, pero la negativa le costó la vida.

Los hampones le dieron un balazo en el intercostal izquierdo, que lo hizo correr despavorido, pero fue alcanzado por otro tiro.

Un familiar que reside cerca del lugar del hecho, auxilió a Hernández Brazón y lo llevó hasta el Centro de Diagnóstico Integral de la localidad, pero tuvo que ser trasladado al Hospital Domingo Luciani de El Llanito, donde murió el jueves a las 3:30 pm.

Carretera de la muerte. Los residentes de los sectores adyacentes a la vía Petare-Santa Lucía son asediados continuamente por los actos violentos y homicidios que se cometen a lo largo de la zona.

Hace cuatro días, una joven de 16 años de edad, de nombre Angela María Marrón Madrid, la mataron de 2 tiros, a la 1:00 pm, en su casa ubicada en las escaleras El Sacrificio, sector El Llenadero del kilometro 18 de la referida carretera. Al parecer la joven estaba sola y fue atacada a balazos, por hombres desconocidos.

En abril, sujetos armados irrumpieron en una vivienda, situada en el Km 15 de esa carretera y arremetieron contra la familia Hernández Figueroa.

Los delincuentes encapuchados ingresaron al inmueble y dispararon contra Ramón Hernández , de 41 años, quien murió en el sitio, cuando intentó proteger a su familia. Su esposa recibió un tiro en la pierna y dos de sus hijos, de 17 y 9 años de edad, también fueron tiroteados.

La comunidad clama por protección y seguridad y expresaron sentirse “vulnerables y desamparados” ante la ola de violencia y criminal idad que se instaló en la localidad y que ha enlutado varios hogares de los mirandinos.

2019-05-17

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,385FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
286,826SeguidoresSeguir
8,960SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM