viernes, abril 16, 2021

Salas de cines argentinas se preparan para abrir después de casi un año

Las salas de cine de la ciudad y la provincia de Buenos Aires se preparan para abrir desde la semana que viene. Luego de que el Gobierno argentino habilitara su apertura, tras casi un año de permanecer cerradas debido a la pandemia de COVID-19, y luego de que las jurisdicciones aprobaran los protocolos de salud correspondientes, según fuentes oficiales.

El gobierno nacional exceptuó de la prohibición de operar a las salas cinematográficas en la zona más populosa del país mientras rige el distanciamiento social preventivo y obligatorio debido a la pandemia de COVID.

Según datos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el 70 % de las salas de cine se concentra entre la provincia y la ciudad de Buenos Aires, lo que muestra la relevancia para el sector.

Según información oficial de ambas jurisdicciones, los cines podrán operar con un aforo del 30 % por sala.

Si bien las salas ya pueden comenzar a operar en la capital del país, un portavoz del Ministerio de Cultura porteño dijo a Efe que la apertura «por lógica tardaría unos días».

En tanto, el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires habilitó la apertura de las salas y complejos cinematográficos desde marzo, según informó en un comunicado.

En este contexto, comienza hoy el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) 2021, que «será híbrido, analógico y digital», según informa el ministerio de Cultura porteño.

La programación del festival de artes escénicas contará con propuestas de teatro “tradicionales” y “propuestas digitales”. Habrá funciones de manera presencial, en espacios abiertos y espacios culturales habilitados. Y otras que se transmitirán a través de la plataforma de streaming Vivamos Cultura, mediante Zoom y Google Meet.

PROTOCOLO PARA LOS CINES

La ciudad de Buenos Aires publicó el protocolo para las salas de cine porteñas, que además del aforo del 30 %, indica que la cantidad de público no podrá ser superior a 300 personas en simultáneo por sala.

En tanto, la distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros como mínimo. Y dentro de cada una de las salas la ocupación de butacas contiguas por grupos de convivientes no podrá ser superior a seis personas.

Tampoco se permitirá el ingreso de ningún asistente que tenga una temperatura igual o superior a 37,5° C al momento del control.

En el distrito bonaerense el protocolo prevé el uso obligatorio de barbijo obligatorio, que sólo podrá quitarse para ingerir alimentos o bebidas. Y que las salas se higienicen antes y después de cada función.

También se regirá por “burbujas sociales de recreación” que no podrán ser superiores a seis personas y estarán conformadas por butacas contiguas. La distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros a 2 metros, como mínimo, es decir, dos butacas de distancia por burbuja.

El presidente argentino, Alberto Fernández, decretó el 29 de enero la continuidad, en principio hasta el próximo día 28, de las medidas sanitarias. Adoptadas desde el 20 de marzo de 2020 para hacer frente a la pandemia. Aunque desde noviembre la calificación sanitaria de la mayoría de las zonas del país es de área con distanciamiento social obligatorio.

EFE

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,506FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,290SuscriptoresSuscribirte

INSTAGRAM

[adinserter block="1"]