sábado, junio 19, 2021

Fábrica de Cine permite difusión de cortometrajes para ampliar su audiencia en EUA

En estos tiempos de pandemia y cuarentena, las plataformas digitales cobran mayor importancia. Son las que permiten a los usuarios apreciar – desde el resguardo y cumpliendo con las normas de bioseguridad- proyectos audiovisuales de diversa índole. No en vano la industria del cine, así como el ámbito de los festivales internacionales y hasta las producciones más pequeñas e independientes han buscado justamente en los espacios virtuales el medio idóneo de difusión.

En medio de este contexto, el Circuito Gran Cine y IQ Latino establecen una alianza que permite la difusión de los cortometrajes producidos por Fábrica de Cine -programa de formación audiovisual centrado en el tema de los Derechos Humanos- a través de la plataforma www.iqlatino.org. Este esfuerzo permite que los mismos tengan un mayor alcance en el público de Estados Unidos, usuario de las plataformas digitales. 

Cada semana, en www.iqlatino.org se estrenan dos cortometrajes producidos en la cuarta edición de Fábrica de Cine, centrados en los Derechos Humanos. Los títulos ya han sido vistos a través de las plataformas digitales de Gran Cine, con una audiencia mayormente venezolana. Con esta alianza, la idea es lograr llegar a una mayor audiencia del público latino de Estados Unidos.  

Se trata de los siguientes cortometrajes documentales: “Agua Cero”, de Aryam Guevara Cadenas, sobre la escasez de agua en Venezuela sumada al  contexto de la pandemia, Degraduación de Michelle Díaz, sobre cómo ha mermado el Derecho a la Educación en el país; “Fuera de línea”, de Paola Camacho, que aborda la mala calidad del servicio Internet en Venezuela en momentos en los que la educación a distancia es la alternativa frente a la pandemia; “Sangre sudor y nada”, de Víctor Blanco, un recuento histórico de cómo ha sido vulnerado el Derecho al Trabajo; Trochas de la información, de Isabela Herradas, sobre el Derecho de Acceso a la Información y a la Libertad de Prensa en pandemia; “Vejez en juego”, de María Durán, sobre la calidad de vida en la tercera edad en el país; “Yo existo”, de Pedro López Escalada, un registro de los derechos vulnerados a la población venezolana con discapacidad. 

A todos estos trabajos realizados por jóvenes entre 14 y 21 años se suma ¿Filmar en cuarentena? de Omar Mesones, gerente de Fábrica de Cine. Esta película surge de la necesidad de impartir a los talleristas las herramientas esenciales para producir sus documentales desde casa, y es considerado por organizaciones aliadas como el génesis de un modelo educativo creado en tiempos de cuarentena. 

NP

Visita nuestra sección En el Chisme.

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram https://t.me/Diario2001Online

21,634FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
9,730SuscriptoresSuscribirte